17 de abril de 2013 / 08:48 p.m.

Monterrey • Y al final llegó la calma… Luego de los momentos tensos provocados por la disputa de una base de taxis durante la mañana de este miércoles, en el primer cuadro de Monterrey, integrantes de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y de Confederación de Trabajadores de México (CTM) pactaron una tregua.

Los involucrados en el incidente llegaron al acuerdo luego reunirse por espacio de 20 minutos con Juan Sánchez, representante de la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey.

En la reunión los ruleteros determinaron que ningún elemento de los centrales obreras se instalará en el punto ubicado en Reforma y Cuauhtémoc, mientras no logre una solución a la solicitud que ambos grupos han presentado.

Así mismo acordaron que este viernes acudirán nuevamente a la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey para definir, una vez revisada la papelería de ambas centrales, cuál de las dos se quedará en el sitio.

Cabe destacar que todo se originó durante las primeras horas del miércoles cuando más de 150 taxistas bloquearon la vialidad en la avenida Cuauhtémoc, provocando un fuerte congestionamiento vehicular.

Durante más de 40 minutos los trabajadores del volante alegaron tener los derechos para trabajar una presunta base de taxis en el área.

Ante la intervención de personal de la Agencia del Transporte y Tránsito de Monterrey se logró que los taxistas retiraran sus autos y así liberar la circulación.

CON INFORMACIÓN DE ZYNTIA VANEGAS