12 de octubre de 2013 / 02:36 a.m.

Rumanía venció 0-4 a Andorra en un partido fácil para el cuadro del técnico Victor Piturca, que mantuvo el pulso con Turquía para mantener intactas sus opciones de alcanzar la repesca que otorga un billete para el Mundial de Brasil que se disputará el próximo verano.

El combinado rumano se enfrentó al equipo más débil del grupo D, Andorra, que después de nueve partidos no ha sumado ningún punto y tiene un cero en su casillero. La lógica imponía una victoria sencilla de Rumanía, que no podía fallar para seguir en la lucha por acudir a la competición más importante del planeta fútbol.

Con Holanda como líder inalcanzable, Turquía y Rumanía, y menos Hungría, aspiraban al segundo puesto. Los turcos no fallaron en su compromiso frente a Estonia (0-2) y, con la victoria de su máximo rival para la repesca, ambas selecciones acabaron la jornada con 16 puntos en la deseada segunda plaza.

Rumanía ganó en Andorra apelando a la paciencia. Desde el principio, las ocasiones llegaron con cuentagotas y en un minuto psicológico, a cuatro del descanso, marcó Claudiu Keseru el 0-1.

Entonces, Andorra se hundió y tras el descanso recibió pronto el segundo gol, obra de Bogdan Stancu, que precedió al tercero de Gabriel Torje. El futbolista del Espanyol acertó desde el punto de penalti y dio la puntilla al conjunto andorrano, que recibió el último a cinco minutos del final por medio de Costin Lazar.

La última jornada deparará un Rumanía-Estonia y un Turquía-Holanda. Los hombres de Piturca necesitan ganar y un pinchazo de la escuadra turca, que, de momento, es segunda por la diferencia de goles (nueve a favor por dos de Rumanía). Si ambos equipos ganan, Rumanía tendrá que golear de forma escandalosa a Estonia para alcanzar la repesca. Hungría tendría que ganar a Andorra y esperar un milagro en los otros partidos.

EFE