21 de diciembre de 2013 / 12:42 a.m.

Monterrey.- A través de llamadas telefónicas, por las redes sociales, al filo del mediodía comenzó a surgir fuerte rumor de que el edificio del Hospital Gine se estaba colapsando  los pisos 7  8 y  9, la noticia corrió como reguero de pólvora y solo unos minutos bastaron para que tomara forma y se convirtiera en la nota relevante del día.

Entre la información que se tenía se hablaba  que había grietas en la estructura del edificio por lo que era inminente el derrumbe, aunque en todo momento el hecho se manejó como un rumor, la realidad es que fue creciendo como una bola de nieve.

La  construcción data de 1972 y es uno de los edificios más emblemáticos del corredor Constitución.

Llamadas de personas del interior del Hospital que alertaban de fisuras en los techos y hasta trasladados de pacientes a otros pisos.

Para las 12 del medio día no había una versión oficial de los hechos, la presencia de una unidad de Protección Civil en el área hacia crecer el rumor.

Conforme avanzaba el tiempo las versiones iban cambiando, ahora se trataba de problemas en el primero y segundo piso, hasta hubo rumores de cambio de consultorios, sin embargo para las 13.30,  El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Monterrey, Francisco Javier Mata Rojas, desmintió que el Edificio del Hospital Gine "Ignacio Morones Prieto" se encontraba a punto de colapsar y que por esta situación o por otra derivada el nosocomio no este brindando el apoyo a los beneficiarios.

“Lo que si esta claro es que alguien hizo una mala broma o quiso ser protagonista pero en este caso no se trata de algo que haya pasado.

“No es nada de preocupación, no es verdad que el piso 7, 8 y 9 estén cerrados el hospital esta operando normalmente y lo seguirá haciendo con toda normalidad”, dijo el funcionario.

Mata Rojas, comento que todo se trató de un rumor y afirmo que toda esta serie de información surgió por un hundimiento en el área de Archivo Muerto por lo que se encuentran avocados a la solución, sin embargo aclara que este hecho no provoca daños en la estructura de la construcción.

Lorenzo Encinas