18 de marzo de 2013 / 02:10 a.m.

Cualquiera diría que el viaje de ayer de José María Basanta no era precisamente para cumplir su primera experiencia como convocado con la albiceleste.

El sueño de todo argentino, a Chema se le cumplió. Pero el defensa del Monterrey dejó la Ciudad con el sabor amargo del empate 2-2 contra Tijuana, luego de coquetear con su primer triunfo en calidad de visitante desde septiembre del año pasado.

Aunque Basanta reconoció es momentos de cambiar de chip, su rostro preocupado y molesto avisaba que seguramente le costará hasta no presentarse en su primer entrenamiento con la Selección de Argentina.

“Contento por ese lado (por su viaje a su primera concentración con Argentina), creo que anoche (sábado) terminamos con una amargura enorme, cómo se nos fue el partido (contra Tijuana). Ahora a cambiar el chip y pensar en esta nueva experiencia que me va a tocar vivir, así que a disfrutarlo al máximo, a seguir aprendiendo día a día con los fenómenos que voy a tener como compañeros y cuerpo técnico”, externó con semblante serio.

¿Te sientes motivado o nervioso con esta nueva experiencia?“Motivado y con muchas ganas de disfrutar esta semana linda que me va a tocar vivir, que uno siempre sueña desde chico y ahora lo tengo en mis manos y a disfrutarlo. Va a ser importante entrar con el pie derecho, la ilusión y deseo está a demostrarlo día a día”.

Para Basanta no hay rival pequeño en las Eliminatorias Mundialistas, aún y cuando se traten de Venezuela y Bolivia.

“Sabemos que va a ser complicado los dos rivales (Bolivia y Venezuela), creo que hay capacidad, el equipo está muy bien para afrontar y sacar los seis puntos”, advirtió.

Chema se va a reencontrar con su ex técnico Alejandro Sabella, a quien pretende convencer de su calidad para recibir oportunidad de jugar en algunos de los dos partidos en puerta.

“La idea es mantenerse, así que vamos con esa expectativa, como dije, adaptarnos lo más rápido para poder dar lo mejor”, agregó.

Jaime Garza