26 de octubre de 2013 / 03:45 p.m.

Es el momento para que el León saque la casta, muestre aún más su carácter, que tenga más coraje, que devuelva la confianza, que juegue con el cuchillo entre los dientes, porque el rival en turno no es nada sencillo, y están muchas cosas en juego.

El partido es muy importante, contra el Toluca el León se juega el asegurar, de una vez por todas, su participación en la liguilla, a tres jornadas de que termine el torneo, o quedar fuera de la zona de Copa Libertadores.

La cita de este sábado es muy difícil para los verdes, y lo que pesa más es que no contarán con seis jugadores de su cuadro titular para uno de los juegos más determinantes; cuatro de ellos por estar en Selección (Montes, Peña, Márquez, Hernández), y dos por lesión (Arizala y Loboa).

Ante estas ausencias, los jugadores que saltarán a la cancha tendrán que apelar a devolver a su cuerpo técnico la confianza brindada y mostrar que son capaces de dar lo mismo que los titulares.

Por Montes podría jugar Elías Hernández, por Peña iría Mauricio Castañeda, por Arizala, Darío Burbano; por Loboa, Fernando Navarro, por Aris Hernández, Onay Pineda y por Márquez jugaría Nacho González.

Estas serían las alternativas de Gustavo Matosas, y el banco le quedaría plagado de jóvenes, de quienes le respondieron en la Copa MX.

Y aunque no cambie el estilo de este León, priorizando la tenencia de pelota, pero la calidad no será la misma de un cuadro que venía trabajando prácticamente todo el tiempo durante 14 fechas, aunque no se duda del talento de los que ingresarán.

A esto se suma la peligrosidad del rival. Toluca es un equipo poderoso a la ofensiva, es el más goleador del torneo con 29 anotaciones, pero también es muy ordenado a la defensiva, donde los mexiquenses sólo tienen 13 tantos en contra durante el torneo.

Todas estas bajas, llegaron en un momento crítico del torneo, a tres fechas del final y donde un resultado negativo podría mandar a la escuadra esmeralda a la séptima posición y sacarlo de zona de Libertadores, pero si gana podría alcanzarle para recuperar el subliderato.

Redacción