29 de octubre de 2013 / 12:26 a.m.

Monterrey.- La calle 5 de Mayo no ha sido obstruida por los transeúntes para impedir el paso de los automóviles en los festejos que se llevan a cabo en el Santuario San Judas Tadeo, informó hoy el sacerdote Gerardo Charles García.

“Lo que sucede es que la gente se junta, pero la primera obligación es cuidar la vida de los demás. Entonces, por cuidar la vida demás se ha limitado el tránsito, pero la calle está abierta”, informó.

Por otra parte, el rector de dicho Santuario mencionó que los comerciantes están muy organizados.

“Muchos han rentado la entradita de una casa, otros tristemente se fueron. Claro que a veces en esto hay personas que aprovechan la oportunidad para venir a vender aún cuando no son verdaderos comerciantes”, finalizó. 

REDACCIÓN