25 de septiembre de 2013 / 10:41 p.m.

El Sevilla salió de la cola de la clasificación a costa del Rayo Vallecano, al que derrotó 4-1 con sendos dobletes de Ivan Rakitic y el colombiano Carlos Bacca por la sexta fecha de la liga española.

Simultáneamente, el Valencia ganó su segundo partido consecutivo, 1-0 en Granada, gracias a un gol en los descuentos del brasileño Jonás.

El Valencia clasifica provisionalmente séptimo con nueve puntos, cuatro más que el Granada, mientras que el Sevilla subió a la 13ra plaza con cinco unidades gracias a un tanto de penal a los 17 minutos de Rakitic, quien repitió a los 53 de tiro libre directo, previo recorte de Adrián González (55) y ampliación de Bacca (80 y 88), quien se estrenó como goleador. El Rayo, huérfano de victorias, apenas acumula tres puntos y es último.

El Barcelona y el Atlético de Madrid siguen líderes con pleno de 18 puntos tras vencer el martes a la Real Sociedad y Osasuna, respectivamente. El Real Madrid, tercero con 13 unidades, enfrenta a continuación al Elche.

Un penal por agarrón de Anaitz Arbilla a Jorge Moreno "Coke" permitió a Rakitic poner en ventaja al Sevilla en la primera mitad, cuando fue superior a un Rayo con poco mordiente y preso de la tensión, permitiendo dos ocasiones claras de Jairo Sampeiro y luego Kevin Gameiro, desacertados ambos en la finalización.

Ante el espesor general, apareció nuevamente la figura de Rakitic tras el descanso para anotar el segundo tanto local de tiro libre directo, pero el Rayo pudo recortar cuando González interpeló de cabeza un disparo de Jonathan Viera, superando al brasileño Beto.

González perdonó luego en boca de gol y el Sevilla se alivió un tanto con la expulsión del visitante Alejandro Gálvez por doble tarjeta amarrilla a falta de 25 minutos; y finalmente respiró con el primer tanto de Bacca, goleador a placer tras servicio de Gameiro.

El 3-1 desquició al Rayo y concretamente a Viera, que también fue expulsado en el tramo final, facilitando el cuarto de Bacca en acrobático remate tras un balón al travesaño de Gameiro.

En Granada, un cabezazo de Youssef El-Arabi y otro del argentino Diego Buonanotte amenazaron al arco de un Valencia desdibujado antes del descanso, y el propio Buonanotte habilitó a Yache Brahimi tras la reanudación, aunque éste no supo resolver.

Los visitantes finalmente forzaron a intervenir al arquero granadino con un zurdazo de Antonio Canales, ingresado de suplente y decisivo en la asistencia a Jonás en la última jugada del partido.

AP