7 de mayo de 2013 / 04:06 a.m.

El equipo de futbol americano Delfines de Miami podría dejar de tener su sede en el estadio Sun Life, después de que en el periodo de sesiones del Congreso de Florida no se aprobó un plan de fondos para apoyar al equipo.

El director ejecutivo del equipo, Mike Dee, indicó que ellos no pretenden invertir más y no pagarán por las renovaciones al estadio, puesto que "no podemos hacer esto sin una auspiciación pública-privada".

En cuanto al futuro de Delfines de Miami, Dee no mencionó algo concreto, "no quiero pronosticar qué habrá en el futuro, pero claramente se ve desolado", dijo a una televisora local.

En cuanto a Stephen Ross, dueño del equipo, Dee comentó que no hay intenciones de mover la sede de la franquicia, sin embargo, en algún momento Ross venderá el conjunto y el añejo estadio será un problema para el próximo dueño.

La negativa de la legislatura por aportar fondos al equipo de Miami no sólo perjudica a Delfines, sino que podría eliminar los esfuerzos de la ciudad para ser sede de un próximo Super Bowl.