— IRAM OVIEDO
15 de febrero de 2013 / 02:23 p.m.

De manera milagrosa un conductor se salvó de morir, cuando al conducir en aparente estado de ebriedad perdió el control del carro que manejaba, volcándose en el lecho del Arroyo Seco, al sur de Monterrey.

El percance ocurrió alrededor de las 04:00 horas en la avenida Revolución y dicho lugar, a la altura de la colonia Primavera.

Jaime Alan Prieto Lozano, era el conductor de un automóvil Focus, cuyo vehículo quedó completamente destrozado.

Paramédicos de la Cruz Verde Monterrey auxiliaron al joven a quien llevaron a un hospital, ya que traía un fuerte golpe en la cabeza.

Por los datos obtenidos, se supo por voz del joven, que se había tomado unas seis cervezas, según dijo las autoridades de vialidad.

Aseguró que circulaba de manera normal por Revolución hacia el norte, cuando perdió el control de su coche en una curva, aunque todo indica que habría sido por la velocidad y el alcohol que ingirió, derribando parte de una barda del puente.

Prieto Lozano se fue con todo y su coche al fondo del Arroyo Seco, por lo que el fuerte golpe hizo que varios guardias de una zona cercana se acercaran para pedir el auxilio de los cuerpos de rescate.

Elementos de Protección Civil de Monterrey descendieron al fondo del arroyo en busca de más personas lesionadas, pero el joven dijo que viajaba solo.

Gracias a que traía colocado su cinturón de seguridad, el conductor pudo salir con vida.