26 de agosto de 2013 / 03:34 a.m.

Monterrey • Samara Pérez Muñiz, representante de los familiares de las víctimas del Royale, aseguró que la conversación que tuvo con el abogado Francisco Hernández Hasbun, y en la que se le atribuye haber solicitado para ella dos millones de pesos, fue editada.

MILENIO Monterrey difundió una versión estenográfica de un supuesto diálogo entre Pérez Muñiz y un abogado de nombre Francisco, quien sería representante de Carlos Salinas, dueño del predio donde se ubicaba el casino.

Al respecto, Samara Pérez negó haber solicitado esa cantidad para ella, y dijo que en varias veces han querido "comprarla", al ofrecerle hasta cinco millones de pesos a cambio de que deje la representación de los deudos.

"Me ofrecieron cinco millones de pesos, me los ofrecieron unas personas que quieren abrir el camino nuevamente, a través del señor Carlos Salinas, fue hace, ¿qué será?, dos meses, o mes y medio (…) pero ¿sabe para qué?, para que dejara a esta gente".

Manifestó que tomará acciones legales al respecto y responsabilizó a los dueños del casino, en caso de represalias hacia su persona o a los familiares.

"Cuando me sienta tranquila, después de que viva este día tan difícil. Todavía, tener que dar la cara, por gente sucia, que lo único que quiere es desvirtuar la muerte de estas personas", dijo en el programa Cambios.

 

Al preguntarle quién podría ser la persona que filtró la grabación, Pérez Muñiz respondió: "Evidentemente, si un edificio fue pintado de café para que no se vea que hubo una tragedia ¿De quién cree que sospecho?".

Durante su participación en la mesa de debate Cambios, conducido por el arquitecto Héctor Benavides, Samara Pérez identificó a "Francisco" como el supuesto representante del dueño del Royale Carlos Salinas, quien apareció ante los medios de comunicación a principios de año, cuando la empresa retiró las cruces de las víctimas para dar mantenimiento a la fachada.

"Como le digo, conozco a esta persona, porque se presentó en medio de la situación de quitar las cruces, él se presentó ante los medios. No lo recuerdo, seguramente ustedes deben de tener en archivos, porque él entra y pide disculpas a las familias por haber retirado las cruces".

En los registros periodísticos apareció que esa persona es Francisco Fernández Hasbun y representa a Carlos Salinas.

Samara Pérez agregó que el dueño del predio, Carlos Salinas, le ofreció apoyo económico.

"Me ofrecieron pagarme para viajar a la Ciudad de México, para ayudar a las familias", explicó la representante de los familiares víctimas del atentado.

La presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Minerva Martínez, explicó que de acuerdo con la ley, la responsabilidad civil, se da única y exclusivamente hacia los clientes, ya que los trabajadores tienen una relación laboral con el casino.

"La empresa tiene un seguro de cinco millones, no es lo justo, de acuerdo al Código, deberían seis millones 435 mil pesos, pero eso se tiene que iniciar a juicio. Una vez que concluya, entonces se repartirá ese dinero".

Minerva Martínez explicó que dentro de la responsabilidad en Derechos Humanos, que corresponde al municipio y al estado, se entregó un millón 854 mil 814 pesos por parte de las autoridades estatales, mientras que por parte del municipio, las indemnizaciones aún se encuentran en proceso de entrega.

Respecto a la imagen de una conversación vía Whatsapp, en donde, según la información anónima, Pérez Muñiz proporciona la cuenta número 014580605132674477, del banco Santander, a nombre de María Araceli Villalpando Trejo, para realizar un depósito en efectivo, Samara Pérez respondió que Carlos Salinas la apoyaría con los gastos del viaje.

"El señor Carlos Salinas me dijo, que para ver lo de Axa, apoyaría con los gastos del viaje, y me pidió una cuenta, esa cuenta es de la señora Aracely (…) Lamentablemente, yo no tengo una cuenta, porque no tengo dinero para abrir una cuenta", detalló la vocera de los familiares.

 

 

Cambios: Casino Royale

CYNTHIA SALAZAR