LUIS GARCÍA
24 de agosto de 2013 / 02:24 p.m.

Monterrey.- • El Grupo Antisecuestros de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León ubicó en Nuevo Laredo, Tamaulipas, al joven sampetrino que desde principios de semana se encontraba desaparecido, al ser víctima de una extorsión telefónica.

Fuentes de la dependencia estatal confirmaron que el hombre, de quién sólo se conoce con el apellido Murillo, se encontraba en un hotel de la ciudad fronteriza cuando fue ubicado por los agentes, y no contaba con golpes.

 

El procurador Adrián de la Garza indicó que aunque otros medios especularon sobre que se trataba de un secuestro y hubo un pago de rescate, el propio funcionario confirmó que no hubo tal situación, y se prevé que en el transcurso de la tarde se ofrezca una rueda de prensa para dar información al respecto.

 

Se confirmó que el hombre fue contactado vía telefónica y llevado con engaños hasta Nuevo Laredo, donde lo trajeron dando vueltas, pero nunca se puso en riesgo su integridad física.

 

Rodrigo Medina y el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz, confirmaron esta semana que se trataba de una extorsión telefónica, no de un secuestro.

 

El joven fue encontrado cerca de la medianoche de ayer en un hotel, y trasladado a Monterrey durante las primeras horas de este día por el personal de la Procuraduría de Justicia del Estado.

 

Las autoridades han exhortado a que las personas que reciban llamadas de extorsión o intimidatorias cuelguen y no interactúen con la persona al otro lado de la línea.