25 de mayo de 2013 / 04:59 p.m.

 San Pedro Garza García  • Al ver uno de sus cuadros, la imagen parece un fragmento de realidad, como una fotografía. Es el arte del artista jalisciense Samuel Meléndrez, quien el jueves inauguró la exposición La ciudad sin tiempo en Drexel Galería, en San Pedro Garza García.

Su pintura es realista, tal como él lo ha expresado, pues en base a fotografías trabaja una imagen para darle un toque único. Es el cronista de la ciudad, que bien puede ser cualquier urbe del mundo. A la figura de la ciudad dedica su trabajo.

A decir del artista, radicado en la Ciudad de México, la fotografía es una herramienta, que hace las funciones de un apunte.

“La fotografía tiene la ventaja de que te permite, una vez capturada la imagen, trabajar en las condiciones favorables del estudio al hacer la pintura”.

Según el pintor, la opción alternativa a esta técnica es salir a la calle con caballete a una banqueta, y eso no sería muy práctico.

“Me gusta mucho la foto, siempre tomo imágenes, y la foto me enseñó a hacer composición, prácticamente a pintar, porque supe cómo hacer sombras. Fue un canal muy adecuado para conocer los colores, contrastes, etcétera.

“Y, desde luego, aunque a veces parece muy literal, siempre hago un intento por alterar las composiciones. Ese es uno de los secretos para crear una cierta incomodidad, que lo saca de la fotografía literal.

“Algunos artistas no logran ese cometido, de la incomodidad… y son simples copias al carbón”, señaló el artista en una entrevista previa en Guadalajara.

De esta manera el creador, quien forma parte del proyecto El Milenio visto por el Arte, dedica su trabajo pictórico a la ciudad. Paisajes urbanos, espacios de una casa citadina, luces de los suburbios, estos y otros aspectos se conjugan en sus pinceladas realistas.

Estas imágenes se presentan en la muestra La ciudad sin tiempo en Drexel Galería.

La ciudad “me ha dado los momentos de inspiración más intensos, pues nací y crecí en la ciudad; por medio de ella puedo expresar mi experiencia vital, siempre he pensado que tiene una belleza oculta e insospechada, creo que puede ser un receptáculo de memoria almacenada, pero lo que más me fascina de la ciudad, y sobre todo de las construcciones que ya tienen cierto tiempo de vida, es la capacidad que tienen de evocarnos el pasado, que tiene de hacernos sentir las ausencias de los seres que la han habitado.

“Quiero hacer un ejercicio de la recuperación de la memoria. Es la intención a esta evocación de los fantasmas del pasado”.

Meléndrez Bayardo estudió en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara. Su obra es parte de la colección permanente del Museo de las Artes de la UdeG, del Banco de México y del Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Desde 2004 radica en la capital del país.

Drexel Galería está ubicada en Colina Azul 230, colonia Colinas de la Sierra Madre, en San Pedro.

 — REDACCIÓN