"Siento que quizás no nos están haciendo los suficientes test. Creo que no pasé ninguno en Basilea y tampoco en París. Ya sé que el presupuesto a veces es pequeño y todas esas cosas, pero creo que se han de hacer más pruebas", señaló en rueda de prensa el suizo, que en otras ocasiones ya ha reclamado un mayor control sobre los jugadores.El TAS redujo esta semana de 18 a 12 meses sin jugar la sanción a Trociki por entregar un día más tarde de lo debido una muestra que dio negativo en los test.Para el serbio Novak Djokovic, la situación de su compatriota demuestra que "el sistema de la WADA (Agencia Mundial Antidopaje) y el resto de agencias antidopaje no funciona", mientras que el español Rafael Nadal ha sostenido esta semana que "al final, hay que cumplir las normas"."Nos pueden gustar o no, pero tenemos unas normas. Lo siento por Viktor, porque creo en él al cien por cien, pero sabe que tenía que pasar ese test", dijo Nadal.Federer, por su parte, lamentó hoy que mientras hace diez años pasaba unos 25 controles por temporada, esa cifra se ha reducido drásticamente en los últimos tiempos."El año pasado gané en Dubai, Rotterdam e Indian Wells y no pasé ningún control en esos campeonatos. Para mí, eso no está bien. Hay que luchar contar eso", afirmó el suizo, que pese a todo afirmó que "en general" confía en el "sistema".
7 de noviembre de 2013 / 06:03 p.m.

La sanción del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) al serbio Viktor Troicki por entregar un día tarde una muestra de sangre ha abierto entre los tenistas de la Copa de Maestros una polémica sobre los controles antidopaje, que según sostuvo hoy el suizo Roger Federer son demasiado escasos.