5 de abril de 2013 / 01:27 a.m.

Debido al derrumbe que se registró la noche del miércoles, la Secretaría de Desarrollo Urbano realizó una inspección, lo que le permitirá aplicarles multas por diferentes factores; la obra ya está suspendida de forma provisional.

 Monterrey.- • Al advertir violaciones a la normativa municipal, la Secretaría de Desarrollo Urbano anticipó sanciones en contra de los responsables de la construcción en la colonia Chepevera, que se vino abajo la noche del miércoles.

Brenda Sánchez, titular de la dependencia, explicó que el derrumbe permitió una inspección a la obra, que ya tenía un largo historial de quejas por parte de los vecinos del sector, que denunciaban trabajos a deshoras.

“Detectamos que había trabajos en la zona de esta colonia y efectivamente tenemos reporte de los vecinos que han manifestado la incomodidad porque han estado trabajando en horas inapropiadas.

“Nosotros vamos a proceder, vamos a señalar a esta empresa por ruido, por polvos, por desobedecer lo indicativo en las respectivas autorizaciones, que si bien tienen una autorización y que estamos analizando ahorita sus lineamientos, también tiene condicionantes”, explicó la funcionaria municipal.

Como un primer paso se suspendió en forma provisional la construcción para detectar la gravedad de las anomalías denunciadas y adicionalmente pesa una sanción administrativa sobre los propietarios de la obra.

“(Sería) de multas, ahorita por lo pronto vamos primero a analizar bien la autorización pero por lo pronto ya están suspendidas las obras, tanto por Protección Civil como por en este caso la Sedue de manera precautoria”, refirió la funcionaria.

La suspensión se mantendrá hasta en tanto los responsables de la construcción se presenten ante la Secretaría de Desarrollo Urbano para presentar sus argumentos y avalen que existe un control sobre los trabajos realizados.

Aunque la posibilidad de revocar la licencia existe, Sánchez sostuvo que antes de llegar a ese punto se analizará a detalle los términos del permiso obtenido por el particular para realizar la obra.

“Todo está levantado en un acta y se ha dado por inicio un procedimiento administrativo que evidentemente concluirá ya sea con una sanción, una revocación de autorización o algún señalamiento, una indicación, para que las personas corrijan en caso de estar incumpliendo”, detalló.

Sánchez expresó que los horarios permitidos para laborar son de 8 de la mañana a las 5 de la tarde entre semana, y de 8 de la mañana a la 1 de la tarde los sábados.

Cualquier anomalía en construcciones se puede reportar en forma directa al 070 para que inspectores de Desarrollo Urbano hagan una visita a la obra.

LUIS GARCÍA