6 de septiembre de 2013 / 02:45 a.m.

La empresa encargada de la instalación de los aparatos advirtió que el municipio deberá pagar una indemnización de hasta 185 millones de pesos, aunque hasta el momento sólo les han ofrecido 75 millones.

 

San Pedro Garza García • La empresa San Pedro Meters, quien se adjudicó el contrato para instalación de parquímetros en San Pedro Garza García, informó que la instalación de estos aparatos se realizó dentro de la legalidad y basado en un estudio que realizó el propio municipio durante la administración anterior, siendo el hoy alcalde, Ugo Ruiz, secretario del Ayuntamiento.

Carlos Nava, representante legal de la empresa, comentó que de acuerdo al contrato ellos debieron instalar los aparatos en el centro del municipio desde el mes de diciembre de 2012, pero ante la inconformidad de vecinos, propusieron al municipio una prórroga hasta el 18 de junio y que de esa forma la autoridad convenciera o negociara a los habitantes.

Agregó que al llegar el 18 de junio el Ayuntamiento no cumplió con su parte de la aprobación, por lo que acordaron otra prórroga para el 23 de agosto, aunque venció el plazo y el municipio tampoco logró su cometido, por lo que la empresa dejó pasar otra semana sin instalar parquímetros, para dar tiempo a que se lograra algún acuerdo.

Sin embargo el 2 de septiembre tuvieron que proceder con la instalación, ya que al mes de vencer el aplazamiento si no colocaban los estacionómetros tendrían problemas con el contrato.

Nava reveló que al iniciar esta semana procedieron con la instalación y al ver la inconformidad de los vecinos el propio municipio mandó policías para impedir que fueran colocados estos aparatos, cosa que consideró ilógica.

Señaló que incluso personal de la Policía de San Pedro acudió a las oficinas de la empresa para advertirles que si veían personal trabajando en la colocación de parquímetros estos serían arrestados.

En caso de que el municipio considere que no quiere continuar con la instalación de los aparatos, Carlos Nava indicó que deberán pagar una indemnización a la compañía, la cual asciende a 185 millones de pesos, aunque detalló que están dispuestos a aceptar la mitad.

Pese a ello, destacó el Ayuntamiento sólo les ofrece 75 millones de pesos.

RICARDO ALANÍS