27 de marzo de 2013 / 12:45 a.m.

 Monterrey  • Los más de 500 mil paseantes que espera Santiago durante la Semana Santa seguro dejarán dos cosas: una fuerte derrama económica y muchas toneladas de basura.

Este fin de semana, ya se vio, pues tan sólo en la zona urbana y en los paseos turísticos se levantaron 25 toneladas extras de basura, informó el alcalde de ese municipio, Homar Almaguer Salazar.

“Queremos concienciar a las personas para que no tiren la basura en la vía pública, que la puedan poner fácilmente en una bolsa o buscar un contenedor”.

La basura es uno de los problemas que dejan los paseantes, pues mucha gente no utiliza los botes de basura. Aunque en algunas zonas, como en la Presa de la Boca, los veinte botes que había se los robaron.

Ahora se colocarán 40, dijo el alcalde, sólidamente atados a estructuras para evitar se los lleven. Pero desgraciadamente, aunque estén los botes o contenedores, la gente tira la basura a un lado, y los recipientes quedan vacíos.

“Este fin de semana se levantaron 25 toneladas de basura extra, la gente trae sus cosas y las tira, cuando pudieron llevárselas o tirarlas en los lugares adecuados”, se quejó el alcalde.

El recojo extra de basura implica mayores costos para el municipio, que en promedio recolecta 45 tonelada diarias en toda la localidad.

“Tenemos que contratar gente que levante la basura, lo que significa incrementar gastos para laadministración; se podría evitar si la gente tira la basura en los contenedores”.Almaguer Salazar pidió la colaboración de los paseantes para que no arroje basura, sino que la deposite en bolsas y luego las coloque en los sitios adecuados. Con eso se puede preservar la limpieza de los paseos naturales.

De esta manera el Pueblo Mágico los recibirá como hasta ahora, explicó la autoridad, quien informó que en los últimos meses se ha elevado las visitas en el municipio.“Es un municipio turístico, esto ha detonado una fuerte derrama económica que da una generación de empleos, y también trae menos inseguridad, pues la gente prefiere trabajar que delinquir”.

Según el alcalde, en lo que va del año los comercios del municipio han tenido un repunte importante, pues las ventas han subido en un 80 por ciento respecto al año pasado. Asimismo destacó que es importante el consumo moderado de bebidas alcohólicas.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL