Carlos Hernández Castrejón
7 de mayo de 2013 / 09:50 p.m.

 

Juan Pablo Rodríguez reconoce que Santos Laguna llega dolido a la serie contra el Atlas, pero con sed de revancha debido a los últimos resultados que ha obtenido.

"Estamos dolidos, sin duda, con muchas ganas de estar de nueva cuenta en la Final, de pelear por el título y regalarle una alegría a la afición, en la Concachampions la gente estuvo metida con el equipo, se involucró demasiado y se merecen un esfuerzo extra para pelear por un título y regalarles esa alegría una vez más", expresó el mediocampista al concluir la práctica de este martes en el TSM.

Señaló que la mejor manera de sacar provecho de ese dolor es simple, "ya lo hablamos, vimos lo que pasó, regalamos muchas cosas y pocos minutos nos costó todo el partido, estamos concientes que los juegos son más intensos, debemos ser más cuidadosos, jugar los 90 minutos a un mismo nivel, mismo ritmo, eso nos dará para avanzar".

Para el 'Chato' Rodríguez, enfrentar al Atlas en liguilla no representa nada más que un partido más, "lo vengo diciendo, es un equipo al que quiero mucho pero ya no significa nada, ya son 10 años desde que jugué ahí, he estado en otros equipos y esta serie significa para mí ganar, avanzar a semifinales y pelear por un título".

 

Espera un partido parejo, "pero con la calidad que tenemos, con este plantel y la unión que tenemos, estoy convencido que si nos aplicamos vamos a salir adelante y a pelear otra semifinal".

Reconoce que el cierre de Santos no fue el mejor, pero la experiencia del plantel le puede ayudar, "dejamos ir una Final en el camino, pero la liguilla es otro torneo, se empieza de cero y algunos tendrán la ventaja de estar dentro de los primeros cuatro y avanzar en caso de un empate global, pero empezamos todos de cero, con las mismas ganas y energías para pelear por el título".

Lo que le da confianza a Juan Pablo es que cuando se deciden acaban con el rival, eso tratarán de aplicarlo en esta liguilla, donde los errores se pagan caro y pueden costar la eliminación.

 

"Hemos regalado muchos lapsos de partidos que nos ha costado demasiado, tenemos que jugar 90 minutos con la misma responsabilidad y actitud, sobre todo saber que a veces podemos redoblar esfuerzo y salir adelante, pero lo mejor es demostrar desde el primer minuto la unidad para salir adelante", expuso.