Denisse Mesta
28 de diciembre de 2013 / 05:08 p.m.

 

Monterrey.- El 28 de diciembre es aprovechado por muchas personas en varios países para gastar bromas a cuanto "inocente" se deje; sin embargo, el origen del Día de los Santos Inocentes dista mucho de ser un día de jugarretas entre las personas, pues este tiene un inicio bíblico.

El padre José Rivera, comentó que de acuerdo con la tradición cristiana y las croniquillas que existen alrededor de ella, todo comenzó cuando el rey Herodes “El Grande", ordenó que se le quitara la vida a la totalidad de los niños menores de dos años de edad, esto con el fin de evitar que el Mesías, nacido apenas unos días antes, creciera y lo despojara del trono.

El Día de los Santos Inocentes, que se celebra en numerosos países alrededor del mundo cada 28 de diciembre, sobrevive como una tradición en México, donde el origen religioso cambió hacia la broma y el buen humor, con el fin de mermar el sufrimiento por la evocación de su inicio.

Recuerde que este 28 de diciembre no todo es realidad pero nunca olvide que hoy no se presta dinero porque no regresa.