18 de mayo de 2013 / 12:03 a.m.

Santos Laguna ha tenido que meterse al vestidor para repasar cada detalle de lo ocurrido en el partido de Ida de semifinales ante Cruz Azul, y comenzar a platear la visita que harán el domingo a la capital en busca de una misión casi imposible.

El técnico Pedro Caixinha ha dialogado con los jugadores, quienes no comprenden aún qué fue lo que pasó en esa dolorosa derrota que los tiene al borde de la eliminación, sin embargo, no han tirado la toalla y piensan en hacer fuera lo que no hicieron en casa.

Hércules Gómez, visiblemente molesto por el resultado, declaró: “Estamos dolidos, no por perder, sino por la manera como perdimos, en casa, por la actitud que mostramos, nada cercano a lo que es esta institución, a lo que somos nosotros.

Tenemos que cambiar el chip, sabemos que no hicimos nuestro mejor partido, pero lo que más duele es la actitud, porque se puede perder, pero de esa forma no es aceptable”.

"Tenemos que ir a México con la decisión de mostrar una actitud diferente, cayendo el primer gol iremos por el segundo, así paso a paso", agregó.

Señaló que hay esperanza de remontar en el partido de Vuelta, ya que "este equipo en su historia ha remontado mucho, unos aficionados me enviaron por redes sociales un video motivacional con las remontadas de Santos en los últimos años, va a ser muy difícil, pero no imposible".

El seleccionado estadounidense deja a un lado la situación del gol de visitante, pues "tenemos varios torneos en Concacaf y sabemos lo que es jugar bajo estas reglas, con el valor de los goles de visitante, entonces hay espectáculo, pero se maneja distinto".

Descartó que la clave de la derrota el jueves haya sido el gol tempranero, "eso no fue lo que afectó sino la manera, tenemos una de las mejores defensas del torneo y que nos hagan un gol en los primeros tres minutos del partido en jugada detenida, eso habla de la falta de concentración de todos, eso no es aceptable; tenemos que estar más concentrados, más metidos y hablo de todos".

Gómez indicó que muchos ven esto como causa perdida, pero deben rescatar ese orgullo, "quienes piensan eso están en su derecho como yo en el mío de pensar sobre ellos. Es muy difícil lo que vamos a hacer, pero si lo hacemos ¿quién nos va a parar?

Acerca del despaldo del público en el estadio, Hérculez mencionó que fue impresionante la manera como apoyaron los aficionados, "estuvieron metidos al cien, no respondimos y eso es lo que duele, estamos agradecidos, ahora nos toca a nosotros responder, entendemos que va a ser bastante complicado, hay muchas cosas en contra, pero lo veo como una linda oportunidad".

Expuso además que los errores matan, "regalamos esos goles, le damos mérito al rival, funcionó su táctica, pero creo que tuvo mucho que ver lo que nosotros dejamos de hacer que lo que ellos hicieron. Ahora, debemos pensar en lo que nos ha sucedido, como Monterrey que en pocos minutos nos metió tres goles, así que nosotros también podemos".

Y concluyó diciendo: "Vamos a salir con la frente en alto, es dar todo, porque puede ser la última impresión que la afición tenga de nosotros".

Carlos Hernández Castrejón