Carlos Hernández Castrejón
19 de marzo de 2013 / 11:14 p.m.

El cuarto lugar en la clasificación no es suficiente para Santos Laguna, así que en lo que resta del torneo buscará llegar a la cima, según lo manifestó el mediocampista, Rodolfo Salinas.

Sabe de lo importante que es quedar entre los primeros cuatro de la clasificación, por lo tanto asegura que no están conformes en el equipo.

“Una cosa era llegar a colocarnos entre los primeros lugares y otra mantenernos, así que ahora no sólo buscaremos conservarnos ahí, sino también ir por el primer lugar, esperemos que todo siga como hasta ahora”, expuso el lagunero.

Aseguró que Santos está fuerte para el cierre, “pero tenemos que corregir errores, el equipo puede dar mucho más uy esperemos llegar bien y con mejor nivel a la recta final”.

Confía en que la pausa en el torneo será de provecho para el equipo, ya que “desde el punto de vista médico se da tiempo para que los compañeros lesionados se recuperen, y para nosotros es aprovechar para corregir ciertas fallas que hemos tenido en los últimos partidos. Hay que verlo por los dos lados”, comentó.

Salinas se muestra tranquilo por el desempeño que Santos ha tenido en los últimos partidos: “El equipo respondió de buena manera, sabíamos que iba a ser de los más difíciles y así fue, el primer tiempo fue un juego muy ríspido, con un Atlas muy intenso y creo que su error fue echarse atrás muy temprano con un gol que no definía nada, pues había mucho partido por delante. Eso lo aprovechamos nosotros y para la segunda mitad nosotros hicimos mejor las cosas”.

“Hay mucho por mejorar aún, platicamos que no debemos regalar un medio tiempo, no debimos jugar tan mal en el primer tiempo, pero la verdad fuimos superados, así que hay que rescatar lo que hicimos en la segunda mitad, en la que fuimos más intensos, más inteligentes, jugamos mejor el balón; pero queda mucho torneo por delante, viene la recta final que es la más importante”.

Considera que la mayor virtud del equipo en esta racha ha sido la intensidad con que juegan cada partido. “Es el sello de este equipo, algo que a lo mejor le faltaba al equipo; cuando se perdía el balón lo tratábamos de recuperar, si bien antes había más calidad en cuanto a jugadores, pienso que ahora hay gente con entrega y esfuerzo, lo que nos ayuda para estar mejor en varios aspectos”, apuntó.