14 de mayo de 2013 / 11:38 p.m.

El guardameta Oswaldo Sánchez, aseguró que Santos Laguna llega motivado y con sed de revancha para enfrentar a Cruz Azul, con la ilusión de llegar a otra Final.

El capitán santista dijo que están muy contentos por haber conseguido el pase a semifinales una vez más, "estamos muy motivados, hicimos una buena serie contra Atlas y estamos preparándonos para enfrentar a Cruz Azul, un rival difícil, pero tenemos mucha confianza en poder hacerles dos buenos partidos y estar nuevamente en la Final".

"Queremos llegar a otra Final, porque hace poco perdimos una y lo que queremos es una revancha, otra oportunidad. Nuestro equipo está preparado, sabe jugar liguillas, tiene buenos jugadores y queremos disfrutar este par de semifinales”, agregó.

Ante la posibilidad de jugar otra Final contra Rayados, Oswaldo señaló en estos momentos su mente está en Cruz Azul, "soñamos con avanzar, pero primero hay que ganar esta serie". 

Cruz Azul lleva 12 partidos sin ganar en la Comarca, pero eso no significa nada para el arquero, ya que las rachas y estadísticas quedan de lado y en este momento los dos equipos llegan bien, muy motivados y con la ilusión de estar en la Final. "Queremos jugar al máximo de nuestra capacidad; me parece que cuando nuestros equipo juega a tope podemos ganarle a cualquier rival".

Advirtió que Cruz Azul es de los equipos que mejor llegan en lo anímico, "están enrachados, pero en el último partido Morelia lo metió en problemas y creo que nosotros también tenemos los argumentos necesarios para ganarles, a sabiendas de que los respetamos, que tienen jugadores que pueden resolver un partido en cualquier momento, al igual que nosotros".

Cuestionado sobre las declaraciones de que hizo el técnico del Atlas, Tomás Boy, quien lo criticó al final del partido en Guadalajara, Oswaldo aclaró: “A lo largo de mi carrera nunca me ha gustado tirar mensajes ni a jugadores ni a entrenadores, yo respeto lo que pueda pensar cada quien, respecto a eso no tengo nada que decir, estoy contento de que nuestro equipo haya logrado el pase a la siguiente ronda, me siento muy motivado, mi carrera ha sido muy hermosa y no tengo que decir ni aclarar cuentas a nadie".

"Lo que sí quisiera es aclarar es lo que respecta a la afición, hubo una confusión, porque en el segundo tiempo de mi lado izquierdo en el tiro de esquina mi familia estaba en un palco, y cuando metemos el tercer gol voy y festejo con mi familia, yo les hago señas de que cierren el palco y se vayan, porque la última vez que ellos habían ido al estadio los habían agredido algunos pseudo aficionados que supieron que era mi familia".

Dijo que se malinterpretó su actuar, pero afirma no tener nada en contra de la afición del Atlas ni nadie, "soy un tipo que disfruta mucho el futbol, que está agradecido con esa institución que me dio la oportunidad de formarme como jugador y persona, que es lo más importante. Respeto, tengo ética profesional y siempre festejo de la misma forma los goles".

"Tengo categoría y clase dentro de mi carrera y respeto lo que cada quien pueda pensar, no opino nada al respecto", apuntó.

Por lo pronto, Oswaldo Sánchez aseguró que el ánimo del equipo está a tope, gracias al triunfo del domingo, con la mente puesta en derrotar a otro gran equipo como Cruz Azul. "Serán dos partidos muy importantes y hay que disfrutarlos", concluyó.

Carlos Hernández Castrejón