Notimex
16 de julio de 2013 / 10:59 p.m.

Luego de una etapa de aprendizaje y estudio de las ideas futbolísticas del timonel, Pedro Caixinha llevó a los verdiblancos a cerrar con una racha de nueve partidos sin caer en la Liga MX, que rompió Cruz Azul en la jornada 16 y luego los eliminó en semifinales.

Aparte, guió a los santistas a la final de la Liga de Campeones de la Concacaf 2012-2013 ante Monterrey, duelo que igual perdieron para quedarse con las manos vacías.

El entrenador portugués dispuso para ser un equipo contendiente en el Apertura 2013 de la Liga MX, mantener a una base importante del plantel con el que llegó a instancias finales en los dos certámenes que disputó en el primer semestre del presente año.

Con ello, ahora buscará el título en los torneos de Liga y Copa MX en el segundo segmento del presente período.

En la parte baja no hizo contrataciones, aunque dejó ir a un jugador que para la afición era símbolo del club, el lateral derecho Jorge Iván Estrada. "Guti", como se le conoce, pasó a las filas del Pachuca, mientras que el zaguero central Aarón Galindo salió con destino al Toluca.

Para la zaga, que se convirtió en una línea muy disciplinada, al grado de ser una de las mejores defensivas durante la campaña, la directiva trajo al central Néstor Alejandro Araujo, procedente del Cruz Azul, que lo tuvo en la banca en el reciente año futbolístico, tras haber sido titular indiscutible con Jair Pereira en el Clausura 2012.

Ante la salida de Édgar Gerardo Lugo (a Tigres) y de Cándido Ramírez (a Pumas) del medio campo lagunero, sólo llegó el volante Jesús Alonso Escoboza, ex jugador del Necaxa y seleccionado nacional Sub-20.

La directiva, comandada por Alejandro Irraragori, y el técnico Pedro Caixinha depositaron su confianza para el ataque verdiblanco en dos jóvenes canteranos sin tantas oportunidades en su anteriores equipos.

El primero de ellos, Javier "Chuletita" Orozco, quien se convirtió en jugador de Santos tras muchas campañas en que pidió titularidad con Cruz Azul, en el cual destacó con sus goles en la Liga de Campeones de la Concacaf, donde es el líder histórico de La Máquina, por encima de su ídolo Carlos Hermosillo.

También se hizo de los servicios del espigado atacante Eduardo Herrera, quien empezaba a ganarse la confianza del técnico José Antonio Torres Servín en Pumas de la UNAM.

En tanto, Orozco, quien en sus dos campañas de celeste bajo la tutela de Guillermo Vázquez no sólo jugó como ariete ante la presencia del argentino Hugo Mariano Pavone y del colombiano Teófilo Gutiérrez, sino que jugó de volante por derecha, podría competir o ser una alternativa con esas funciones con el colombiano Carlos Darwin Quintero.

Mientras que Herrera sí deberá pelear la titularidad con el centro delantero titular Oribe Peralta, quien a fechas recientes ha complicado su sustitución por tantas lesiones que ha padecido por su continuidad en las canchas, ya sea con su club o con la selección nacional.

Ambos refuerzos cuentan con buen remate con la testa como otra variante a la ofensiva de su nuevo club.

Santos debutará en el Torneo de Copa MX Apertura 2013, donde quedó sembrado en el grupo Dos con Tigres, de la Liga MX, así como Zacatepec 1984 y Cruz Azul Hidalgo, de la Liga de Ascenso MX, pues en las dos primeras ediciones del campeonato no tuvo acción ya que competía en la fase de grupos y en las finales de Concacachampios.