29 de mayo de 2013 / 02:36 a.m.

El pelotero regiomontano Roberto Saucedo llegó a su hit 1,500 en el estadio que lo vio nacer como gran beisbolista.

Fue en el palacio Sultán donde pegó su primer cuadrangular siendo aun jugador amateur y fue en ese inmueble donde jugó con los Sultanes de Monterrey a finales de los 90’s y principios del 2000.

Ayer regresó a la Sultana del Norte, ahora vistiendo la franela de los Leones de Yucatán equipo con el que alcanzó los 300 cuadrangulares y sigue sumando.

Roberto Saucedo nos habla de su sentir y su experiencia dentro del Rey de los Deportes, disciplina en la que dice aun le queda mucho tiempo por jugar.

¿Cómo te sientes de pisar el palacio sultán?

Muy contento, es un placer el venir a un estadio como este, más aquí, que soy de aquí, aquí está toda mi familia, con ansias de iniciar esta serie.

En esta ocasión vienes con la posibilidad de pegar tu hit número mil 500.

Si, no me había dado cuenta sino en el último juego allá en Mérida me lo hicieron saber y realmente uno no lleva esas cifras, vamos a ver el día de hoy qué sucede.

¿Eres de los peloteros quto Saucedo llegó e alcanzan los 300 home runs, cómo te sientes?

Muy bien, muy contento, un logro personal, te soy sincero nunca pensé que iba a suceder esto, se dieron las cosas gracias a Dios, a base de trabajo, de mucho esfuerzo y muchos años jugando, doy gracias a Dios de que se hayan dado las cosas.

Muchos peloteros buenos pasan por Sultanes, algunos se tienen que ir y cuando regresan son queridos por la afición, ¿qué sientes en tu caso?

Aquí la afición cuando he venido me ha tratado muy bien, siempre me ha recibido muy bien, siempre me ha apoyado mucho y siempre hay el aplauso, eso se lo reconoce a ellos (la afición) y darles la gracias por seguir mi carrera y apoyarme.

Eres de los jugadores que se les ve que defiende la camisola que se pone.

Claro, uno como todo profesional se pone una camisa de diferente cada año, y uno trata de defenderlo con todo.

¿Llevas 13 home runs en la temporada y sumando?

Sí, ojalá y sigamos ahí con un buen ritmo para seguir conectando, ojalá sigamos así para ayudar a mi equipo, que es lo más importante.

¿Qué es lo que estás pensando, llegará un momento del retiro, has pensando en eso?

Todavía me falta mucho beisbol por jugar, tengo 37 años, podré ser veterano en el beisbol pero me siento muy bien todavía, gracias a Dios no he tenido una lesión muy fuerte me siento fuerte todavía creo que todavía tengo mucho beisbol que dar.

¿Cuando llegue el tiempo, has pensado en algún equipo para retirarte?

No, lo que pasa es que todavía no pasa por mi mente el retiro, tengo muy bien trazada mi meta de seguir jugando, eso en su momento será, no sé en qué equipo estaré, esperemos el tiempo.

¿Qué sientes de jugar en este estadio?

Este estadio me trae muchos recuerdos, aquel mundial que jugamos

siendo juveniles, éramos unos niños todavía, nosotros fuimos los que lo inauguramos, especialmente yo cuando vengo aquí, siendo algo muy padre, trato de disfrutarlo cada vez que vengo para acá.

¿De niño qué soñabas?

Yo empecé jugando por mi papá, recuerdo que íbamos a jugar a Sultanes en el parque en el Cuauhtémoc y Famosa, recuerdo muy leve, si pensaba jugar profesional y se logró.

Podríamos decir que has cumplido tus sueños?

Sí, estoy muy agradecido con el beisbol, es mi pasión, aparte de que es mi trabajo, es un deporte que quiero mucho, me lo ha dado todo.

¿Has vivido para y del beisbol?

Sí, todo ha sido beisbol hasta mi familia es beisbolera cien por ciento y no me arrepiento de estar así.