15 de mayo de 2013 / 02:26 p.m.

Un pequeño terremoto tuvo lugar hoy en el exitoso mundo del futbol alemán luego que el club SV Werder Bremen despidió con efecto inmediato al entrenador Thomas Schaaf y cerró así un capítulo de su historia.

El Bremen se salvó este año de retroceder pero jugó una temporada que se consideró decepcionante, en particular después de ganar la Bundesliga hace cuatro años.

Cuando falta un partido al final oficial de la liga, el club dio a conocer que Schaaf no estará presente en el banquillo: su destitución tuvo efecto inmediato.

El balance del entrenador es sin duda exitoso: en sus 14 años con el Bremen, Schaaf ganó una vez la Bundesliga y tres veces la Copa de Alemania y en seis ocasiones logró la clasificación a la Liga de Campeones.

Aún así, en las últimas tres temporadas, y mientras otros clubes alemanes recopilan éxitos, no alcanzó la calificación a las copas europeas y este año hasta tuvo que luchar para permanecer en la Bundesliga.

La noticia fue dada esta mañana a través de la web del club: "En los últimos días habíamos adelantado que evaluaríamos nuestra evolución deportiva y llegamos a la conclusión de que necesitamos un nuevo inicio", dijo el director deportivo, Thomas Eichin.

Según informó el club, el entrenador se despidió esta mañana de los jugadores y los colegas y dejó el club, cuando se cumplieron hace pocos días sus 14 años en el servicio.

Schaaf es un pilar del futbol alemán ya que con solo 52 años es el entrenador que actualmente lleva más años en la primera liga alemana, una de las mayores al mundo.

Su historia en el Bremen duró 40 años: desde 1999 es el entrenador principal, después de haber sido jugador y entrenador auxiliar en el club del norte de Alemania.

"Agradecemos a Thomas por todo lo que aportó en estos 40 años, como jugador y como entrenador, a este equipo. Con el equipo logró éxitos destacados. Sin duda dejó su marca", dijo Eichin.

"Tuve una temporada increíble aquí", comentó Schaaf, en declaraciones recopiladas por medios alemanes, "fue una temporada acompañada por éxitos y vivencias positivas. Quiero agradecer a todos los que me acompañaron".

Como entrenador, se sentó en el banquillo del club en 644 partidos, antes presenció unos 281 como jugador. Su futuro queda por aclarar aunque la prensa alemana filtró ya un interés por parte del equipo Red Bull de Salzburg en Austria.

Notimex