27 de abril de 2014 / 05:23 p.m.

Si tu dispositivo móvil termina mojando ( y más si no es un smartphone resistente al agua) puede ser un drama con un final amargo.

Existen cantidad de "trucos" que pueden ayudar a que surja un "milagro" y evitar que el agua acabe estropeando el dispositivo y conseguir que siga siendo útil por mucho más tiempo.

 A continuación te presentamos una forma sencilla para secar un smartphone en caso de mojarlo por accidente.

Hay una serie de pasos imprescindibles:

Apagar el terminal (en caso de que no se haya apagado)

No encenderlo

Secar el exterior del dispositivo rápidamente

Desmontar y seca todas las piezas posibles (batería, SIM, microSD, etc.)

Lo más útil y que parece no ser mito, es introducir el smartphone en una bolsa con arroz (material que hay en cualquier casa), y que desde hace tiempo Nokia recomendó este proceso ya que los granos absorben el agua.

Otro método es el introducirlo en gel de sílice.

Simplemente tendremos que introducir las bolsitas en un recipiente cerrado (una bolsa de congelar, bote, etc.) y esperar 72 horas antes de encender.

Si se tiene suerte, todo seguirá funcionando correctamente.

Agencias