24 de enero de 2013 / 07:43 p.m.

Monterrey • Ante el llamado hecho por el líder de la Sección 50, quien les aseguró que se corre el peligro de que la educación deje de ser gratuita, en detrimento de la gente más pobre, maestros y padres de familia de una secundaria hicieron un frente común para evitar que se aplique la Reforma Educativa.

Guadalupe Castillo, dirigente de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, se reunió con los padres de familia de la escuela secundaria “Emiliano Zapata”, ubicada en la colonia Tierra y Libertad en Monterrey, acordando trabajar juntos para evitar se aplique dicha reforma.

Comentó que la parte de la reforma donde señala que la educación es responsabilidad de los padres, exime a la autoridad de costos y de la manutención del sistema educativo; enfatizó que existen muchas familias que no podrían costear ni siquiera los estudios primarios de sus hijos.

El líder magisterial no descartó que incluso se pudiera realizar un paro de labores, pero aclaró que por lo pronto sólo realizarán algunas actividades de protesta fuera de los horarios de trabajo.

FRANCISCO ZÚÑIGA