15 de mayo de 2013 / 06:12 p.m.

Monterrey  • Al festejar el Día del Maestro, las secciones 21 y 50 del SNTE exigieron la basificación de sus agremiados y una equidad en la Reforma Educativa.

Casimiro Alemán, secretario general de la Sección 21, advirtió que el magisterio no le teme a las evaluaciones, pero demandó que estas se ampliarán a las autoridades educativas.

Aseguró que la falta de bases para los maestros los afecta económicamente y demerita la tarea magisterial, y llamó a redefinir de manera urgente el rumbo de la escuela pública.

El líder magisterial pidió al gobernador Rodrigo Medina planteles modelo y mayores recursos para la educación.

Guadalupe Castillo, secretario general de la Sección 50, sostuvo que las evaluaciones son inevitables pero no representan la solución a los problemas educativos que atraviesa el país.

"No hay lugar para confrontaciones (...) es necesario sumar y no restar", dijo en la ceremonia organizada este día por el Estado.

En su mensaje, el gobernador Rodrigo Medina aseguró que el magisterio estatal es el mejor del país y destacó que a diferencia de otras entidades, no se ha presentado ausencia en las aulas por causa de la Reforma Educativa.

Pese a ello, el mandatario no realizó anuncio alguno sobre la negociación del pliego petitorio que le fue entregado la semana pasada con las demandas de ambas secciones.

En el evento fueron reconocidos 4 mil 019 docentes por haber cumplido de 10 a 60 años de servicio en las aulas.

LUIS GARCÍA