22 de octubre de 2013 / 07:00 p.m.

Para ser considerado como uno de lo mejores del mundo de la actualidad y tener un alto rendimiento en la mayoría de las ocasiones tiene un sacrificio para Cristiano Ronaldo ya que el crack portugués se somete a sesiones de crioterapia, la cual incrementa su circulación sanguínea y disminuye las cargas del esfuerzo.

La crioterapia es un tratamiento con frió a extremas temperaturas en sesiones cortas, de dos o tres minutos, la cual CR7 se somete a sensaciones térmicas cercanas a los 200 grados bajo cero.

Ronaldo instaló en su casa este aparato, que tiene un costo de más de 60 mil dólares, la cual muchos podrían considerar como un método de tortura pero las sensaciones posteriores son muy gratificantes, la circulación sanguínea se incrementa y de igual modo la liberación de endorfinas.

El secreto del portugués salió a la luz, después de una publicación del rotativo español, EL MUNDO, en donde menciona que el futbolista acudía a la Clínica Cryosalud y Belleza en Pozuelo, un municipio de la Comunidad de Madrid.

En un principio Cristiano visitaba la clínica un par de sesiones a la semana pero posteriormente decidió hacerse con una 'criosauna' y seguir con el tratamiento en la comunidad de su hogar.

Es por ello que para ser no sólo un futbolista, si no un atleta, y tener un buen remate, gran salto, ágil, veloz y potente Cristiano Ronaldo debe de pagar una cuota de frió.

REDACCIÓN