23 de febrero de 2013 / 02:09 a.m.

Monterrey • Siete secuestradores que en julio del 2010 fueron detenidos por elementos del Ejercito Mexicano en un domicilio de la colonia Topo Chico en Monterrey, donde tenían a 10 personas a las que liberaron, fueron sentenciados con penas que van desde los 314 años de prisión hasta los 324, y a pagar multas de más de dos millones de pesos.

Después de dos años y medio de seguir el proceso, la delegación estatal de la PGR consiguió que el juez cuarto de distrito en materia penal resolviera las sentencias en contra de Gilberto Palacios Ariguillin, a quien le impusieron 324 años de prisión.

A esa se sumó la condena de Javier Ernesto González Mata, Héctor Fernando Flores Santiago, Manuel Navarro López e Ismael Enrique Pina Landaverde, quienes recibieron 321 años de prisión.

Mientras que Orlando Martínez Landaverde debe cumplir una pena de 319 años, y Roberto Carlos Hernández Chavira, una de 314 años.

Todos ellos fueron considerados responsables de delincuencia organizada en su modalidad de secuestro, posesión y portación de armas y cartuchos de uso exclusivo del Ejército Mexicano y Fuerza Aérea; así como posesión de mariguana con fines de comercio en su variante de venta.

De acuerdo al proceso criminal que les concluyó dicho juzgador, todos los sentenciados fueron detenidos el 9 de julio del 2010 en un domicilio ubicado en la calle Montemorelos número 1203, de la mencionada colonia.

Durante el operativo que realizaron el 9 de julio de dicho año, los militares aseguraron siete armas largas, 207 cartuchos, ocho cargadores, 13 kilos de mariguana, 73 cartuchos, dos vehículos, vestimenta camuflajeada, 15 fornituras y objetos de tortura.

REDACCIÓN