17 de mayo de 2013 / 01:48 p.m.

Aunque menos “visibles” en este sexenio, las operaciones del Ejército y Fuerza Aérea en cinco meses y medio de la actual administración han sido “intensas”, la mayoría contra blancos específicos de la delincuencia organizada, dijeron mandos de la Sedena.

Resalta la detención de presuntos delincuentes y decomisos de armamento, dinero, droga, aeronaves, vehículos y embarcaciones, y la destrucción de laboratorios, pistas clandestinas de aterrizaje y plantíos.

Manifestaron que con los operativos de “precisión” desplegados en varios estados, en coordinación con autoridades del gabinete de seguridad y estatales, en ese periodo se logró atacar el flanco financiero-patrimonial de las organizaciones criminales y reducir su capacidad de fuego.

La Sedena presentó el informe Resultado de Aseguramientos 1 de diciembre de 2012-15 de mayo de 2013, en el que dio a conocer que han sido detenidas 3 mil 497 personas presuntamente vinculadas con delitos.

Destaca el decomiso de 5 mil 202 armas de fuego a grupos criminales, de las cuales 3 mil 497 son largas, además de 593 mil 456 cartuchos y 719 granadas.

La dependencia no especifica las organizaciones delictivas a las que pertenecía el armamento; sin embargo, autoridades castrenses dijeron que hay algunas con alto potencial lesivo y volumen de fuego.

En lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, el Ejército logró incautar un millón 304 mil 123 dólares en efectivo y 8 millones 556 mil 841 pesos.

Los militares también aseguraron 4 mil 449 vehículos terrestres, 16 aeronaves y 14 embarcaciones.

Asimismo, se interceptaron 307 mil 796 kilos de mariguana, 2 mil 985 kilos de metanfetaminas, mil 551 kilos de cocaína, 60 de goma de opio y 44 kilos de heroína.

La Defensa Nacional destruyó en ese periodo 92 pistas de aterrizaje clandestinas, 57 laboratorios para el procesamiento de droga y, con el apoyo de la Fuerza Aérea, localizó 2 mil 341 hectáreas de mariguana y 10 mil 87 de amapola.

La misma estrategiaEl general Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Sedena, afirmó el miércoles que la presencia del Ejército en el combate al crimen organizado es la misma que en el sexenio anterior, con la diferencia de que se evitan enfrentamientos que puedan poner en riesgo a civiles sin relación con criminales.

En Durango, durante la inauguración de la exposición Fuerzas Armadas, pasión por servir a México, comentó: “No hemos diferenciado las cosas, solo que evitamos el enfrentamiento con los delincuentes donde existen personas que no tienen nada que ver con el problema, eso hace que nos veamos menos, pero somos los mismos y estamos dando buenos resultados”.

Según datos de la Sedena, en el sexenio de Felipe Calderón fallecieron 40 personas inocentes en agresiones a personal militar. Estos casos estuvieron relacionados con recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos hacia la institución castrense.

En la administración anterior se reportaron 2 mil 494 ataques armados contra el Ejército, en los que fallecieron 158 elementos castrenses y resultaron heridos 938, aunque resultaron 2 mil 959 presuntos agresores muertos y 405 lesionados.

En los tiroteos también fueron detenidos por el Ejército 2 mil 560 criminales, luego de que se les obligó a deponer las armas y entregarse.

— IGNACIO ALZAGA