REDACCIÓN
29 de julio de 2013 / 05:58 p.m.

Monterrey • El programa federal "65 y Más", destinado al apoyo de personas de la tercera edad, está recibiendo una respuesta por debajo de las expectativas que tiene la Sedesol, por lo que el delegado en Nuevo León, Pablo Elizondo García, invitó a la ciudadanía acercarse al proyecto.

Pablo Elizondo, en entrevista con Josué Becerra, comentó que la meta original es de 102 mil inscritos al programa, cuya afiliación tiene una fecha límite para el 30 de septiembre, con la consideración de extender un poco el plazo.

No obstante, a unos días de comenzar el penúltimo mes para afiliarse a este programa, se cuenta con un aproximado de 51 mil beneficiados dados de alta, por lo que Elizondo García hizo la invitación de apoyar a los ciudadanos de la tercera edad y acercarlos a la delegación de la Sedesol.

El delegado afirmó que la Universidad Autónoma de Nuevo León ha sido una de las instituciones que más se ha acercado a la labor social, junto con promotoras de salud, al prestar sus instalaciones para ubicar los módulos de afiliación.

También tocó el tema de los rezagos en la entrega de los apoyos que han reportado algunos beneficiarios, asegurando que esto se debe a que algunos no han hecho su prueba de supervivencia.

Entregan tarjetas a beneficiarios

Mientras tanto, algunos de los adultos mayores que hicieron su afiliación al programa cuando dio inicio, ya recibieron su tarjeta bancaria (Banorte); allí, les será depositada la ayuda de 525 pesos mensuales.

En el módulo de la Prepa 15, en la colonia Florida, se inició con la entrega de las tarjetas, ahora los beneficiados sólo tendrán que estar acudiendo a la prueba de supervivencia para continuar recibiendo el apoyo.