21 de julio de 2013 / 02:12 a.m.

Chihuahua • El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, dijo que la Secretaría de Gobernación (Segob) está al tanto sobre el temporal que se abate en la entidad, particularmente en la capital, donde una persona murió y una más está desaparecida.

Precisó que la dependencia federal mantiene contacto con su gobierno, para que en caso dado, proceder a una declaración de emergencia, máxime cuando se anuncia que las precipitaciones seguirán en los próximos días sobre el territorio estatal, dijo.

"Chihuahua mantiene la alerta preventiva por el temporal lluvioso más intenso de los últimos 25 años, esto hay que registrarlo porque a pesar de que ha habido algunos daños los beneficios serán mayores para todo la economía de la entidad", añadió.

Acompañado de los secretarios de su Gabinete y de los titulares de las corporaciones policiacas de los tres niveles de seguridad, exhortó a la población para que extreme sus precauciones y de preferencia que los niños se queden en casa.

No obstante, consideró que han sido más los beneficios que los perjuicios que ha traído este temporal, ya que el volumen de lluvia puede ser un detonante para cosechar unas 80 mil hectáreas de frijol, 50 mil de sorgo y maíz y más de 300 mil de avena.

Sin embargo, no dejó pasar los daños que se han registrado en esta capital, donde destacó la inundación en el Aeropuerto Internacional "Roberto Fierro" y en algunas colonias, así como el fallecimiento de una persona y la desaparición de otra.

En este sentido, resaltó que se realiza una inspección para deslindar responsabilidades en la terminal aérea, "dado que la construcción de una barda y habilitación de un estacionamiento provocaron la inundación con daños a vehículos y pasajeros".

Duarte Jáquez sostuvo que mientras se ayuda a la población afectada, se realiza una evaluación: respaldando las acciones del Municipio y si las afectaciones nos llevan a la posibilidad de (pedir) la declaratoria vamos a hacerlo de inmediato, indicó.

Advirtió que se esperan en los próximos días una precipitación de los 20 y 70 milímetros cúbicos de lluvia, que pueden provocar inundaciones en la capital, pero la infraestructura del Canal del Chuvíscar tiene capacidad para conducir los volúmenes de agua sin mayores problemas, apuntó.

Por su parte, el delegado de Conagua, Juan Carlos Mendoza, dijo que los niveles de las presas del noroeste "no son muy significativos", sin embargo, añadió que en las presas del sur "sí", como la presa "Las Vírgenes" que ya rebasa el 80 por ciento.

Al reanudarse las operaciones en el aeropuerto, donde el agua se "tragó" los vehículos del estacionamiento, así como las bancas de su interior, las molestias de los pasajeros de tres vuelos que fueron suspendidos por esta situación, bajaron de tono.

JUAN JOSÉ GARCÍA