23 de julio de 2013 / 03:18 p.m.

Monterrey • Luego de que diversas esferas tanto políticas como empresariales y de la sociedad civil especularan sobre la salida de los elementos de la Marina de Nuevo León (Semar), esto no dependerá sino de la Secretaría de Gobernación, señaló el director de la Policía de Monterrey, el contralmirante Augusto Cruz Morales, aunque señaló que de ser necesario él mismo abogaría por su permanencia.

En entrevista, Cruz Morales señaló que la decisión está vinculada tanto a temas políticos como de seguridad, aunque pese a lo que se especule, será directamente la dependencia comandada por Miguel Ángel Osorio Chong la que determine, con el visto bueno del presidente Enrique Peña Nieto, la permanencia de los elementos de la Semar en la capital regiomontana.

"Si deciden sacarla de aquí (a la Marina), bueno, son cuestiones políticas. La seguridad pública se le entregó a la Secretaría de Gobernación y le dijo a los dos ministros, tanto de Marina como de la Secretaría de la Defensa que trabajaran en conjunción y engranaje con la Secretaría de Gobernación. Entonces, la Secretaría de Gobernación es la que le va decir a los secretarios si salen o entran o no entran, por supuesto con la venia del señor Presidente, si él lo hace sin la venia pues bueno, va tener algún problema", afirmó.

A la pregunta de que si la alcaldesa Margarita Arellanes, o cualquier otro funcionario pudiera abogar por la permanencia de los marinos, el titular de la Policía de Monterrey señaló que incluso hasta él mismo abogaría por la permanencia de los elementos, aunque los índices delictivos han ido a la baja, lo que cataloga como una señal de que se ha ido cumpliendo la labor por la cual arribaron a la Sultana del Norte.

"Claro (que puede interceder la alcaldesa), hasta yo puedo interceder", aseguró sonriente el contralmirante.

Cruz Morales mencionó que si bien la decisión final será política, deberá ser acatada por los elementos castrenses, ya sea para la permanencia de unas cuantas horas o de meses, e incluso años.

"La seguridad no se debe mezclar con la política, porque si la mezclamos le damos el traste a todo. Tiene una salida política que la tendrá, pero nosotros como militares tendremos que acatar las órdenes que se nos den, si nos dicen ‘mañana se van’, mañana nos vamos; si nos dicen ‘ahí se quedan’, aquí nos quedamos. Sabemos lo que estamos haciendo", señaló.

ISRAEL SANTACRUZ