13 de marzo de 2014 / 11:05 p.m.

Uruapan.- El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que el abatimiento del líder criminal Nazario Moreno, alias "el Chayo", representó un golpe preciso y seguirá su gobierno por esa ruta, dando "golpes certeros" contra el crimen organizado, porque "no queremos alentar más violencia".

Ante los avances en el combate a la criminalidad en la entidad, el mandatario federal advirtió también que su gobierno no caerá en triunfalismo, por lo que garantizó que seguirán "al pie del cañón", ya que Michoacán se ha convertido en una prioridad para su administración.

Durante la ceremonia de reconocimiento al Programa de Producción y Exportación del Aguacate, Peña Nieto reconoció que "esto tomará tiempo ante la complejidad de la descomposición social y política que data de muchos años atrás (en la entidad)”.

Afirmó que el abatimiento del líder criminal Nazario Moreno, alias "el Chayo", se logró por una denuncia ciudadana que permitió se articulara la acción de gobierno federal, con el uso de herramientas tecnológicas para ubicar donde se encontraban estos delincuentes e ir tras ellos".

Frente al gobernador de la entidad, Fausto Vallejo y productores aguacateros, garantizó que seguirán trabajando de esta manera, "porque queremos dar golpes precisos, certeros contra el crimen organizado, no queremos alentar más violencia, más bien queremos combatirla con estas capacidades y con este fortalecimiento que el Estado mexicano ha venido logrando e incrementando".

Reveló que cuando se enteró de este caso, el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, le informó que no eran sospechas, sino que la gente que vivía al acecho y extorsión de este personaje lo habían visto.

Notimex