28 de agosto de 2013 / 03:13 a.m.

Pese a los malos resultados que se han dado a lo largo del torneo en el equipo azulgrana, el conjunto de Atlante se encuentra seguro que al final del año el plantel seguirá siendo de primera división así lo comentó Martín Galmarini en la práctica.

"Hay un grupo comprometido con un gran sentido de pertenencia, que en cada entrenamiento se rompe el alma para intentar sacar esto adelante y estoy convencido, al igual que sigo teniendo la misma confianza del primer día, de que al terminar el año el Atlante seguirá siendo un club de primera".

Martín ve positivo la continuidad de Wilson Granioltti y comentó que la única forma de respaldar al técnico es a la hora de jugar los partidos.

"Los directivos vienen, apoyan a pesar del pésimo torneo, de la situaciones que nos toca vivir y la única manera de respaldar al técnico es a la hora de jugar cada partido, dejar el alma en la pelota y disputar cada minuto como si fuera el último".

El plante azulgrana se dividió en el entrenamiento, por una parte los jugadores que estarán en la Copa el próximo jueves contra Delfines de Campeche y la otra parte un grupo que buscará prepararse para su partido en la Liga ante Puebla.

Efraín Grajeda