28 de junio de 2013 / 01:26 a.m.

Monterrey.- Ante la polémica que provocó la fusión de policías y tránsitos, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, declaró que cada elemento seguirá realizando sus respectivas funciones.

"No significa que un elemento de tránsito vaya a tener un arma ni tampoco significa que un elemento de la policía vaya a tener la tableta para infraccionar", declaró la alcaldesa de Monterrey.

Margarita Arellanes comentó que lo que se busca es la existencia de un sólo mando así como una buena coordinación.

Redacción