12 de septiembre de 2013 / 01:29 p.m.

Por segunda ocasión, el Gobierno del Estado declaró desierta la licitación para el concurso para la construcción de los vagones de la Línea 3 del Metro, debido a que no se cumplieron los requisitos financieros, reveló la administración.

En rueda de prensa en Metrorrey, tras una reunión privada con los miembros del comité evaluador, el secretario de Desarrollo Sustentable en la entidad, Fernando Gutiérrez Moreno, informó que deberán lanzar una tercera licitación, cuya fecha tentativa quedará definida hasta la próxima semana.

“El día de hoy se dio el fallo, recibimos dos propuesta que fueron analizadas cuantitativa y cualitativamente, tanto en el aspecto técnico como el económico”, explicó el funcionario.

Bombardier y Caf México son los dos consorcios interesados en ganar la concesión para los 22 carros de la Línea 3 del Metro.

Gutiérrez Moreno aclaró que las dos empresas cumplieron los requisitos que marcaban las bases del concurso, pero en la parte económica “las dos pusieron condicionamientos”, que obligaron a declarar desierta la convocatoria.

El comité evaluador estuvo formado por representantes de la Contraloría Estatal, la Consejería Jurídica del Gobernador, la Dirección General de Metrorrey, el Consejo Estatal del Transporte y la Agencia Estatal del Transporte.

En el concurso solamente participaron Caf México y Bombardier, quienes pidieron a la autoridad que se mantengan en reserva las condiciones de sus propuestas, dado que les interesa seguir en la contienda.

Como está abierto el concurso todavía, quieren que sus propuestas queden reservadas, hasta en tanto se dé el fallo definitivo, explicó Gutiérrez Moreno.

El secretario estatal detalló además que el esquema de licitación exige que sea el proveedor quien asuma el riesgo financiero para que el Gobierno del Estado no adquiera deuda, y las empresas concursantes no pudieron cubrirlo, al menos por ahora.

“Esta tercera convocatoria deberá ser más robusta, y obviamente tendríamos que reducir los tiempos, los carros del Metro se llevan un buen tiempo en ser construidos, cada uno de ellos, por lo tanto, también enfrentamos una dificultad en la parte de tiempo, todavía tenemos algo de tolerancia en la parte de tiempo”, dijo textualmente el funcionario.

El detalle es que como se trata de un esquema nuevo, se lleva más tiempo la obtención de créditos bancarios y la negociación, lo cual implicó que no pudieran aportar esa seguridad financiera que exige Metrorrey para otorgar la concesión.

El secretario descartó que la concesión vaya a otorgarse de manera directa, pues aunque la ley lo permite después de dos licitaciones desiertas, por ahora no lo tienen contemplado.

“El que lo permita la ley, no significa que se vaya a dar, sólo después de la segunda licitación la ley lo marca que se puede hacer una asignación directa, pero estamos nosotros analizando como comité la opción de una tercera convocatoria, la tercera convocatoria pública”, expresó el funcionario.

Van por la tercera...

Esta es la segunda ocasión que la administración estatal no logra un acuerdo con alguna compañía para que se haga cargo de proveer los vagones que conformarán la Línea 3 del Metro dentro del esquema de concesión.

La primera licitación se lanzó el 8 de febrero de 2013, sin que se encontrara una propuesta satisfactoria; después se lanzó una segunda el 30 de mayo siguiente, pero ayer se anunció que tuvo el mismo fin.

El argumento en esta ocasión fue que las empresas no encontraron un esquema para absorver el riesgo financiero que implica la adquisición de los vagones, pues deberán subsanar el costo con los ingresos que genere la Línea 3 una vez en operación.

— FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL