ANTONIO VILLEGAS
22 de junio de 2013 / 12:52 a.m.

Villahermosa Centro • La seguridad del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, costó al gobierno estatal 6 millones 648 mil pesos hasta el mes de junio de este año, reportó la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

La dependencia publicó el monto en acato de una resolución del Instituto Tabasqueño de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ITAI), que revocó un acuerdo de reserva a la solicitud de la organización no gubernamental Santo Tomás.

Según el oficio SSP/DGA/UES/2459/2013, firmado por la Directora de Administración de la Secretaría de Seguridad Pública, Yolanda Romero Rodríguez, el personal de esa dependencia gastó 6 millones 648 mil 503 pesos. La funcionaria hace notar que esto es “tan solo en salarios”, en la respuesta a la pregunta de si había gastos como alimentación y viáticos.

Se sabe que el gobierno de Arturo Núñez quitó a Granier la seguridad luego que el Congreso actual aprobara modificaciones al esquema de protección que el priísta gestionó en abril del año pasado con la anterior legislatura, de mayoría del PRI; según la nueva ley, sólo ex funcionarios del área de procuración de justicia y seguridad pública tendrán un par escoltas si lo necesitan.

En abril del 2012, ocho meses antes de dejar el cargo, el entonces gobernador Andrés Granier Melo promovió ante el Congreso local y se aprobó que se les garantizara seguridad personal a él, sus ex funcionarios y familiares en línea ascendente y descendente en primer grado, por un periodo de seis años, con la posibilidad de prorrogar ese lapso de ser necesario.

Además, eran protegidos el secretario de Gobierno, el titular de Seguridad Pública y el del Poder Judicial, el procurador, los dos subprocuradores y el director de averiguaciones previas.

De mantenerse este esquema, habría representado 100 millones de pesos de gasto tan solo en el ex mandatario Granier, si se incluyen aguinaldos.

En febrero, el gobierno de Arturo Núñez envió una iniciativa para desaparecer la seguridad del ex gobernador, su secretario de Gobierno y el ex titular del Poder Judicial.

Núñez adujo que encontró al menos 167 elementos de seguridad que cuidaban a estos ex funcionarios y sus familiares, lo que era incosteable para la entidad, sumida en una crisis financiera.

En abril de 2012, durante la discusión de la iniciativa de Granier, la entonces diputada local del PRI y ex secretaria ejecutiva de la Gubernatura, Lorena Beaurregard de los Santos, consideró que la seguridad del actual mandatario, Andrés Granier Melo, y de sus funcionarios, junto con sus familias, costaba anualmente unos 45 millones de pesos al gobierno de Tabasco.

La ex funcionaria dijo que Granier representaba unos 3 millones 480 mil pesos anualmente en su seguridad, compuesta por 1 chofer y 15 guardaespaldas.