28 de agosto de 2013 / 12:37 p.m.

Monterrey • El presidente del Grupo Plenus, Alfonso Romo Garza, afirmó que la seguridad “se nos fue de las manos a todos los mexicanos”, y calificó la situación del país en este rubro como un problema muy serio.

 

El empresario consideró que en tanto no se resuelva este conflicto, México no tendrá un crecimiento similar al de otros países, más allá de las reformas que pueda aprobar.

 

“Va a ser muy difícil en este país, si no tenemos un ambiente de seguridad para todas las familias, los de arriba, los de en medio, los de abajo, que no tengamos una seguridad jurídica y personal, que podamos crecer.

 

¿A nuestros gobernantes ya se les fue la seguridad de las manos?

 

“Yo siento que, olvídate si se nos fue o no se nos fue, se nos fue a todos los mexicanos, estamos viviendo un problema muy serio en seguridad”, sentenció.

 

Romo ofreció una entrevista al concluir un recorrido por la Universidad Metropolitana junto al Premio Nobel de Economía 2001 Joseph Stiglitz.

 

Ahí señaló que en todos los casos de crecimiento económico estaba presente la seguridad, como en Colombia, que destacó una inversión extranjera directa de 30 mil millones de dólares el año pasado, que México no tiene, dijo.

 

“La economía se comporta según como la tratan... para mí lo más importante en los líderes de un país, más que la política económica, es propiciar la confianza.

 

“Más que una política industrial, si tú analizas todos los países que han crecido, han tenido un ambiente muy propicio, de mucha estabilidad, pero también han cuidado que la seguridad no se salga de las manos”, sostuvo.

Si bien Nuevo León reportó hace unos días una inversión extranjera récord durante el presente año a pesar del clima de inseguridad que ha golpeado a la zona norte del país, el empresario aseguró no tener elementos para opinar sobre el caso local.

“Para cuidar la seguridad necesitamos ser un país más honesto, menos tolerante a la corrupción y a la impunidad…las reformas estructurales no son una varita mágica de un día para otro, tenemos que hacer un gran esfuerzo”.

 

Aunque se le cuestionó sobre el primer año de Enrique Peña Nieto, declinó hacer comentarios al señalar que era muy pronto para realizar un balance.

 

No es sólo dinero

 

Alfonso Romo evadió entrar en polémicas pues rechazó emitir alguna calificación sobre las administraciones de Enrique Peña Nieto o de Rodrigo Medina de la Cruz.

 

El empresario destacó que si bien es importante la cifra de Inversión Extranjera Directa en el estado y en el país, también se debe medir la confianza en la situación social del país.

 

En ese sentido, señaló, la sociedad en general ha perdido control de la seguridad por motivos diversos, como la tolerancia a la corrupción y la impunidad, lo cual hace relativo el impacto que puedan tener las reformas estructurales en la economía.

LUIS GARCÍA