9 de octubre de 2013 / 09:56 p.m.

Sergio Agüero afirmó que ahora la selección argentina es como un club, porque el técnico Alejandro Sabella confío en 11 jugadores que son casi siempre los mismos, lo que les permite conocerse y jugar mejor, según dijo el delantero en una entrevista que publicó hoy "Clarín".

Agüero marcó grandes diferencias con la selección dirigida por Diego Maradona en el Mundial de Sudáfrica 2010, que fue eliminada en cuartos de final por Alemania en medio de una polémica interna.

"Creo que la diferencia es que ahora Alejandro confió en un equipo, en once que casi siempre somos los mismos, y eso nos hizo sentirnos más fuertes, conocernos más y mejor. Para mí eso sirve mucho, la selección ahora es como un club. Conoces a todos. Así es más fácil. Antes, quizá había muchos cambios y parecía más difícil encontrar un equipo", subrayó el delantero en "Clarín".

La delantera de la selección argentina sufrirá sin embargo notables cambios en sus próximos desafíos por las últimas dos fechas de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Brasil 2014, el viernes ante Perú y el martes frente a Uruguay, por las lesiones de Lionel Messi y Gonzalo Higuaín, habituales compañeros del "Kun" en el poderoso tridente ofensivo albiceleste.

"Leo es el mejor del mundo y como jugamos juntos más seguido nos estamos encontrando. Creo que todos estamos haciendo las cosas bien. Vamos a llegar al Mundial en un muy buen nivel", anticipó el jugador del Manchester City.

Agüero aclaró no obstante que el mejor socio que tuvo en una delantera fue el uruguayo Diego Forlán en el Atlético de Madrid.

"Los dos nos conocimos muy rápido. Y tuvimos juntos dos años muy buenos. Y ahora en la selección me estoy llevando muy bien con Leo. Y con 'Pipita' (Higuaín) y con 'Pocho' (Ezequiel Lavezzi) y con los que van entrando. Siempre es más fácil entenderse con los mejores".

Agüero reveló en tanto su máximo sueño es conquistar el Mundial. "Me pasó todo muy rápido desde el debut en Primera hasta ganar títulos. Pero lo que más sueño es ganar un Mundial. Lo sueño todos los días".

Con Argentina ya clasificada, la meta podría esta vez estar más cerca: "Hay que esperar el sorteo, ver qué onda la primera fase, pasarla y después a partir de octavos hacernos respetar. Todos estamos mentalizados en hacer un gran Mundial".

REDACCIÓN