20 de noviembre de 2013 / 11:55 a.m.

La selección francesa, criticada hasta ahora por la falta de compromiso de algunas de sus estrellas, renovó ayer la confianza de la prensa gala, enamorada de un equipo que firmó una gesta única al remontar el 2-0 de la ida contra Ucrania en Kiev y lograr el billete al Mundial de Brasil con un 3-0 en París.

"Respeto", titula el diario "L'Équipe" sobre una fotografía a una página en la que Karim Benzema, y Blasise Matuidi detrás, celebran el primer gol del encuentro corriendo con los ojos cerrados y los brazos en cruz.

En la derecha de la portada, una columna titulada "La cultura de la alegría" repasa la importancia de la épica victoria francesa de anoche, descrita como el mejor partido de Francia desde 2006.

"Tengamos confianza en Didier Deschamps en la cultura de la victoria, la que nunca le ha faltado", agrega "L'Équipe", que considera que el Mundial será "el momento de reconciliar a los 'bleus' con los que les apoyan y los que no les soportan".

En páginas interiores, el diario deportivo de referencia en Francia abre la crónica del encuentro con el titular: "Una noche de sueño azul" para describir una velada que supone "el inicio de la reconciliación y de una nueva ambición".

El popular diario "Aujourd'hui en France/Le Parisien" también lleva a portada la celebración Benzema junto a Matuidi, que acompañados por Yohan Cabaye corren por el campo bajo el titular: "¡Y 1, y 2 y 3-0!".

"Esta mañana vamos a bailar con cuerpo de samba, perdón, a trabajar", inicia la crónica el diario.

El conservador "Le Figaro", que no llegó a la imprenta a tiempo para llevar el partido a la portada, inicia su crónica con un eslogan que ayer lucían algunos seguidores en el Estadio de París: "Imposible no es francés".

"El equipo de Francia, al que de nuevo se le prometía el banquillo de los acusados, supo invertir el curso de su destino anoche en un Estadio de Francia en comunión con ella", destacó ese periódico.

Las cadenas de televisión, como "BFM TV", repiten en serie la celebración del pitido final ("¡se terminó, se terminó, se terminó!", repite incrédulo el comentarista) y muestra imágenes de los jugadores celebrando la victoria por los pasillos del Estadio de Francia.

"Habéis escrito vuestra historia. Es una cuestión mental, la calidad tenéis", se le escucha decirles a Didier Deschamps en la intimidad del vestuario.

La alegría fue doble anoche en las calles francesas, pues Argelia, país que cuenta con muchos nacionales o hijos de nacionales en Francia, logró remontar a Burkina Faso y también irá al Mundial.

EFE