13 de marzo de 2013 / 09:47 p.m.

En conferencia Plascencia dijo que las violaciones tienen que ver con el trato digno y la seguridad jurídica, particularmente en lo que se refiere a la presunción de inocencia.

 

Ciudad de México • El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia, señaló que 21 funcionarios cometieron violaciones a los derechos humanos al debido proceso en el caso de la ciudadana francesa Florence Cassez.

En un informe especial sobre las irregularidades cometidas por servidores públicos el 9 de diciembre de 2005 durante la detención de Cassez, el titular de la CNDH indicó que de acuerdo con la investigación realizada por la dependencia a su cargo, 15 agentes de operaciones de la AFI, dos agentes del Ministerio Público y cuatro altos mandos, entre ellos el titular de la Unidad Especializada en Investigación y Secuestro, Luis Cárdenas Palomino, el director de Investigación Policial, y el director de Operaciones Especiales, están involucrados en la violación a diversos artículos de la Constitución Mexicana y en convenios internacionales sobre derechos humanos.

En conferencia Plascencia dijo que las violaciones tienen que ver con el trato digno y la seguridad jurídica, particularmente en lo que se refiere a la presunción de inocencia.

"Hubo un engaño a la sociedad en general, hubo un actuar indebido por parte de los servidores públicos".

El ombudsman nacional recalcó que "la señora Cassez no fue puesta en libertad por su inocencia, sino por una violación a su debido proceso y eso implica un doble agravio a las victimas, no sólo por parte de delincuentes, también por parte de los servidores públicos y de las instituciones, que debiendo garantizar un acceso a la justicia que implica que los responsables de un delito enfrenten las consecuencia prevista en la ley propiciaron lo contrario".

Por ello Placencia dirigió cinco propuestas a la Procuraduría General de la República entre los que destacan: investigar los delitos o faltas cometidos por los 21 servidores públicos señalados, colaborar en la presentación de la denuncia para deslindar responsabilidades, poner en práctica medidas para reparar integralmente el daño a las víctimas de secuestro, implementar un programa de educación y formación en materia de derechos humanos para el personal de la PGR y que dicha institución instrumente las medidas necesarias para salvaguardar los derechos de las víctimas en el presente caso, y que las investigaciones se lleven a cabo hasta la total detención de los responsables.

Al termino de la conferencia el titular de la CNDH enfatizó: "La impunidad es el peor mensaje que se puede enviar a la sociedad mexicana, porque genera decepción, frustración e incertidumbre, e impide que quienes han cometido un delito sean castigados con todo rigor por la justicia mexicana".

ELIA CASTILLO JIMÉNEZ