11 de febrero de 2013 / 01:30 a.m.

Monterrey.- • La falta de flexibilidad de la administración estatal en el tema del incremento al Impuesto Sobre Nómina (ISN) puede traer un rompimiento de las relaciones entre el Gobierno y la iniciativa privada en Nuevo León, pero lo más preocupante es la desaceleración económica, dijo el diputado panista, Martín López Cisneros.

Luego de que el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, afirmara que existe un diálogo más no una negociación con el empresariado nuevoleonés, López Cisneros señaló que deberían buscarse otros mecanismos para allegarse de ingresos que no afectaran el crecimiento económico ni el bienestar de los ciudadanos.

Señaló que como candidato, Rodrigo Medina de la Cruz dijo que coadyuvaría en la creación de más empleo y mejor remunerado para los ciudadanos, y el cobro de estos impuestos no refleja sus intenciones.

“"Es una falta de flexibilidad por parte del Ejecutivo, tendremos que recordar que en campaña, el gobernador fue muy puntual en cuanto a la promoción de empleos en el estado y vemos con tristeza que ahora se les esté ahorcando con este impuesto que ya existía y ahora se está incrementando"”, dijo.

“"Se deberían buscar incentivos para decirlos y no hacerlos crecer, vemos como insensible a este Gobierno cuya función debería ser la generación de empleos.

“"Tanto la iniciativa privada como los ciudadanos, hemos perdido la credibilidad, vemos con tristeza estas medidas cuando puede haber otros mecanismos, como la reducción de gasto corriente, que bien pudiera subsanar esta problemática"”, puntualizó.

 DANIELA MENDOZA LUNA