18 de enero de 2013 / 02:13 a.m.

Monterrey • Por participar en el robo de una camioneta que luego utilizaron para divertirse y asaltar a un vecino del municipio de Guadalupe en agosto del año pasado, dos mujeres fueron sentenciadas a siete años y tres días de prisión por el juez primero penal de Monterrey.

Luisa Elena Osuna Méndez, de 25 años de edad, y Erika María García Arguello, de 29; fueron notificadas de la sentencia que les impusieron porque fueron consideradas responsables de los delitos de robo y robo con violencia.

De acuerdo al proceso criminal que les integraron, Osuna Méndez y su cómplice fueron capturadas el siete de agosto del 2012 por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Guadalupe.

Los uniformados las sorprendieron minutos después de despojar de varios teléfonos celulares a un vecino de la colonia Adolfo Prieto.

Tras recibir el reporte de auxilio del afectado, quien denunció que las asaltantes viajaban en una camioneta Dodge Ram modelo 1997 en complicidad con un joven que resultó ser menor de edad, los policías iniciaron la búsqueda y localizaron la camioneta estacionada frente a un domicilio ubicado en calles de la colonia Real de Minas.

Las mujeres fueron detenidas y trasladadas a las celdas de la policía de Guadalupe, junto con el menor, donde fueron plenamente reconocidas por el afectado.

Después se estableció que la camioneta que tripulaban tenía reporte de robo y las acusadas fueron trasladadas al penal del Topo Chico, donde quedaron a disposición del juez que las sentenció.

En el proceso que les concluyeron quedó asentado que fue la madrugada del dos de agosto del año pasado, cuando las mujeres se apoderaron de la camioneta que les habían asegurado los policías de Guadalupe.

El afectado denunció que las encontró en el centro de Monterrey, les ofreció un “ride” y cuando llegó a un depósito ubicado en la avenida Bernardo Reyes, a la altura de la colonia Niño Artillero, las mujeres se apropiaron de su unidad.

REDACCIÓN