17 de abril de 2013 / 01:49 a.m.

 Chihuahua • Dos sicarios que ‘operaban’ en la ciudad de Chihuahua, fueron sentenciados a 54 años de prisión, luego de que ejecutaran a una pareja el pasado 16 de septiembre del 2011 en esta capital, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Al término del juicio oral 46/2012, Julio César Iracheta Arballo y Jesús Adrián Córdoba Loya, se les encontró culpables de los delitos de homicidio calificado y agravado en perjuicio de Joel Isaías Mata y Marina Giselle Salazar Gutiérrez.

Se informó que al filo de las 2:30 horas de la mañana del pasado 16 de septiembre del año 2011, las autoridades estatales localizaron los cadáveres acribillados de la pareja en la calle Sierra del Puma de la colonia Rinconada de Oriente de esta capital.

“Cuando se registraron los homicidios, agentes municipales que atendieron la llamada de emergencia, sorprendieron en ese lugar a los probables responsables, quienes emprendieron la huida a bordo de un vehículo Nissan Sentra, modelo atrasado desde el cual, hicieron disparos a los agentes policiacos”, apuntó la FGE.

Durante el operativo, el vehículo en mención, se impactó contra una de las patrullas, terminando así la persecución en la colonia Punta Oriente, donde a pie, trataron de darse a la fuga, no obstante fueron sometidos y puestos a disposición de la FGE.

Tras lo anterior, el agente del Ministerio Público de la Unidad de Delitos contra la Vida de la Fiscalía Zona Centro, integró la carpeta de investigación 13676/11 por los delitos de homicidio calificado y agravado.

Mediante un comunicado, la FGE dio a conocer que en las investigaciones realizadas en estos homicidios quedaron integradas las declaraciones de los elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal que participaron en la detención de los sicarios.

“Asimismo se integraron las evidencias balísticas aseguradas en la escena del crimen, así como en el interior del vehículo que tripulaban los imputados, de 24 y 21 años de edad, los cuales, fueron sentenciados a 54 años y 8 meses de prisión cada uno”, apuntó.

 JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO