24 de noviembre de 2013 / 08:39 p.m.

Monterrey.- Pasaron muchas invitaciones de las autoridades para canjear armas de fuego por vales de despensa antes de que un hombre decidiera ir a entregar un revólver antiguo que perteneció a su abuelo.

La falta de dinero pero más el miedo de que sus hijos tuvieran un accidente con la pistola, lo llevaron  este domingo a la Plaza Zaragoza del municipio de Monterrey donde el Ejército Mexicano y la policía municipal instalaron un módulo para recibir este tipo de artículos.

"Si tiene un valor sentimental porque era de mi abuelo y la dejó ahí en la casa pero ya ve como es el diablo y luego pasa como lo del niño que le disparó a su hermano", el hombre se refería a la tragedia que enlutó a una familia de Apodaca.

El hombre prefirió guardar el anonimato pues aunque se trataba de una pistola por la cual le dieron 500 pesos en vales de despensa temía por su seguridad.

Así también, un hombre que llevó 71 cargadores de arma larga por los cuales le dieron 21 mil pesos. Y si los elementos del Ejército Mexicano no le hicieron ninguna pregunta acerca de su procedencia, menos quiso responder a los medios de comunicación y se fue corriendo hasta perderse en las calles del primer cuadro de la ciudad.

Detrás de cada artículo bélico que es llevado ante las autoridades hay una historia que contar, pero las mismas instituciones han preferido no hacer ninguna indagatoria para motivar a la gente a que se deshaga de ellos y evitar que causen un daño a la sociedad. 

El canje de armas por vales de despensa se estará llevando a cabo desde este 24 hasta el 30 de noviembre frente al palacio municipal en un horario de 9:00 a 17:00 horas.

El armamento y municiones serán canjeados por vales de despensa conforme a los siguientes montos:

Mil pesos por arma larga, ya sea rifle, fusil, escopeta o carabina; 750 pesos por arma corta de uso exclusivo de las fuerzas armadas; 500 pesos por arma corta, que no sea de uso exclusivo de las fuerzas armadas; 300 pesos por arma larga o corta de postas; 300 pesos por cada 100 cartuchos de cualquier calibre y de 100 a 500 pesos por cada granada, dependiendo de sus condiciones.

 

Sandra González Cortés