28 de mayo de 2013 / 12:14 a.m.

Querétaro • Cuatro policías del municipio de Corregidora fueron separados de su cargo al ser acusados presuntamente de violación en contra de una mujer a la que supuestamente invitaron a una fiesta que realizaron en horario laboral.

La mujer estuvo al igual que ellos ingiriendo bebidas alcohólicas, pero al momento en que les pidió que la llevaran a su casa, éstos la habrían agredido, por lo que acudió a presentar una queja en la Secretaría de Seguridad Pública de Corregidora y posteriormente al Ministerio Público.

El alcalde, Antonio Zapata Guerrero, señaló que la presunta víctima es una persona a la que los policías conocían y con quienes “"se habían puesto de acuerdo para ir a tomar, terminó la fiesta, y estaban en servicio, esta persona les dijo llévenme a mi casa y ahí fue donde se desencadenaron los hechos"”.

Se trata de tres elementos rasos y un mando al interior la corporación que fueron reportados por la víctima hace aproximadamente 10 días, por lo que están a la espera de que las autoridades dictaminen si están vinculados o no con dicho hecho ilícito.

“No vamos a tapar absolutamente a nadie, no vamos a proteger a absolutamente a nadie y vamos a actuar con todo el rigor que el caso amerite, hoy el tema está en manos de la Procuraduría y yo espero que la Procuraduría pueda hacer la investigación y en consecuencia de ello, se sancione a quien se tenga que sancionar (…) alrededor de hace 10 días”, sostuvo en una entrevista..

Tres de los policías pasaron los exámenes de evaluación y control de confianza y uno era mando dentro de la corporación.

En seis meses han sido un total de 34 los policías cesados o separados del cargo en dicha corporación policial que tiene a 300 elementos.

“"No podemos ir a convivir o a festejar con ninguna persona en horario de trabajo, mucho menos que ingieran bebidas alcohólicas. Seguiremos depurando hasta las últimas consecuencias"”, concluyó.

ESTRELLA ÁLVAREZ