Agencias
3 de junio de 2013 / 02:03 p.m.

"Tengo mucha ilusión, muchas ganas. Quiero vivir otra Confederaciones. He trabajado muy duro toda la temporada para que las cosas salgan bien" dijo Mata en declaraciones al portal de internet de la FIFA.

El jugador española también mostró su 'interés' por jugar en Sudamérica. "Será mi primera vez en Brasil y jugaremos partidos oficiales en América, cosa que nunca hemos hecho. También será especial por conocer la sede del Mundial. Ver cómo son los estadios, cómo es el ambiente, que seguro será muy bueno. Servirá para preparar el Mundial", indicó.

"Cuando juegas en Brasil, siempre te viene a la cabeza el Maracaná. Sería muy bonito poder jugar la final ahí y ganarla", siguió.

La selección española, bicampeona de Europa y campeona del Mundo, será una de las favoritas.

"España está atravesando el mejor momento futbolístico de su historia y los rivales quieren plantarle cara. Notamos que jugar contra nosotros es un partido especial para nuestros rivales y eso te hace sentir orgulloso", subrayó Mata.

En estos últimos dos años la vida del delantero español ha cambiado mucho. "Ahora me reconocen más, quizás porque ya es mi segundo año, pero para un futbolista, esta ciudad es más tranquila que cualquier otra. Es muy grande, mucha gente no sigue el fútbol y uno puede hacer una vida más normal que en España", explicó.

"Puedo ir al centro, caminar, pasear o subir a un transporte público sin problema. Cuando viajo al centro en metro, que lleva hora pico porque el tráfico es imposible, a veces me reconocen y me saludan, pero nunca me hacen sentir incómodo. Voy muy tranquilo, con amigos, charlando", continuó.

Sin embargo, siempre se echan de menos los orígenes. "A veces extraño mi casa, a mi familia, la calidad de vida de Valencia, con la playa cerca... Pero estoy muy contento aquí. Vivir una experiencia así, cambiando de país, conociendo otras cosas, me ayudó a crecer, a tener otros puntos de vista sobre cómo vivir, a madurar", observó el jugador.

"Para mí hubiese sido más cómodo quedarme en España, pero notaba que necesitaba un estímulo, un cambio. He aprendido sobre la valentía de tomar una decisión. Cuando sale bien te sientes muy reconfortado".

Mata intenta compaginar el fútbol con los estudios, algo que es un poco más complicado desde la distancia.

"Es difícil, pero no imposible. Me gusta el mundo de la mercadotecnia, de la publicidad, de las nuevas tecnologías. No tiene por qué ser excluyente jugar al fútbol con estas cosas. Desde que vine a Londres se complicó un poco, pero sigo matriculado en INEF y en mercadotecnia. Lo más importante en mi vida ahora es jugar al fútbol, pero espero terminar la carrera. Sin prisa pero sin pausa", finalizó Juan Mata.