8 de abril de 2013 / 06:47 p.m.

Agencias locales indicaron que una ambulancia fue abandonada cuando le tiraron petardos, piedras y palos.

Al enterarse de los desmanes, el alcalde de Roma Gianni Alemanno pidió calma a la afición.

Hay abundante presencia policial alrededor del Estadio Olímpico y los negocios de la zona cerraron temprano por temor a desmanes.

Ap