29 de noviembre de 2013 / 01:11 a.m.

El Sevilla volvió a las andadas y cedió un empate (1-1) en el último minuto ante el Estoril portugués, resultado que le impide asegurar el primer puesto del Grupo H pero le clasifica para los dieciseisavos final de la Liga Europa.

Ahora deberá luchar en la última jornada en el campo del Friburgo alemán para pasar a la siguiente fase como primero de su grupo y tener un rival en teoría más débil en el cruce de dieciseisavos.

El conjunto sevillano inició el partido con mucha suficiencia pero fue a menos desde que marcó pronto el 1-0, hasta el punto de que el Estoril, que pese al empate ya no tiene opciones de superar la fase de grupos, lo embotelló en su área hasta que marcó.

Necesitaba el equipo español no dejar escapar una oportunidad, como local y ante un rival teóricamente bastante inferior, de cerrar el capítulo de la fase de grupos y que el partido de la última jornada en el campo de Friburgo fuera de trámite.

Además, la evidente mejoría de la formación que dirige Unai Emery, con dos importantes victorias en la Liga BBVA, en el campo del Espanyol (1-3) y la contundente goleada del pasado domingo (0-4) en este escenario en el derbi ante el Real Betis, debería ser refrendada en este partido.

El técnico guipuzcoano, por ello, sacó al terreno de juego un equipo en el que no reservó a jugadores fundamentales como el central Federico Fazio, el centrocampista camerunés Stéphane M'Bia, el también medio croata Iván Rakitic o el delantero José Antonio Reyes, quien fue la figura de su equipo ante el Betis.

Precisamente un espectacular pase en profundidad de Reyes al delantero francés Kevin Gameiro se tradujo en el 1-0 cuando no se había cumplido el minuto 7 de juego.

El Sevilla controló bien la situación ante un rival que llegó a la capital andaluza con intenciones de sumar y de afrontar la última jornada de esta fase con opciones de clasificación.

El Estoril, de esa manera, abrió siempre sus líneas y más con el tempranero resultado adverso, y confió en que su delantero Luís Leal, quien suma ya en esta temporada nueve goles, pudiera acertar con la portería que hoy defendió Javi Varas, el habitual en la competición continental.

El problema para el conjunto luso fue que le costó encontrar ese último pase que le diera opciones de crear peligro, pero el problema también lo tuvo el Sevilla, que, al verse superior, pareció no apretar lo suficiente para poner en el marcador el segundo y evitar así alguna sorpresa, con lo que al descanso se llegó con la mínima ventaja local.

En la segunda parte el equipo visitante quiso poner algo más de movilidad a su juego y agresividad en sus acciones ante un rival que salió dormido del vestuario y que de manera sorpresiva se dejó dominar para verse comprometido en más de una ocasión.

Al Sevilla le duró muy poco el balón en su poder, no tuvo ninguna idea a la hora de crear y ello redobló la confianza de su adversario, que vio cómo con un poco de acierto el empate era algo más que factible, y llegó en el minuto 90 obra de Rúben Fernades en una pérdida de balón de Jairo Samperio y una mala acción de la defensa local.

- Ficha técnica:

1 - Sevilla FC: Javi Varas; Coke, Cala, Fazio, Alberto Moreno; Cristóforo, M'Bia (Iborra, m.61); Reyes (Jairo, m.81), Rakitic, Perotti (Víctor Machín, m.67); y Gameiro.

1 - Estoril Praia: Vagner; Mano, Tavares, Rúben Fernandes, Babanco; Filipe Gonçalves (Galvao, m.62), Gonçalo; Carlitos, Evandro (Javier Balboa, m.76), Sebá (Bruno Lopes, m.83); y Leal.

Goles: 1-0, M.07: Gameiro. 1-1, M.90: Rúben Fernandes.

Árbitro: Anastasios Sidiropoulos (Grecia). Amonestó a los locales Alberto Moreno (m.48), Fazio (m.57) e Iborra (m.93), y al visitante Sebá (m.50).

Incidencias: Partido de la quinta jornada en el Grupo H de la Liga Europa disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de quince mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

EFE